jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

Un lucense da este martes la campanada

Luis de Valdivia. EP
Luis de Valdivia. EP
Al frente de Ecoener, la energética que se estrena en Bolsa, Luis de Valdivia se crio con sus hermanos en la ciudad amurallada

La gallega Ecoener se estrena este martes en Bolsa con el objetivo de captar unos 100 millones de euros para impulsar su expansión. Emitirá 16.949.150 acciones a un precio de salida de 5,9 euros e iniciará su andadura con una capitalización de 336 millones. Será la primera energética especializada en renovables que se estrenará este año en el parqué y el encargado de dar la tradicional campanada a mediodía será su presidente y fundador, Luis de Valdivia (Ceuta, 1963). Empresario hecho a sí mismo, puso los cimientos de Ecoener hace 32 años y hoy gestiona activos en tres continentes y tiene proyectos en curso en once países en el campo de la energía eólica, fotovoltaica e hidráulica.

"Llevamos un tiempo con la expectativa de la salida a Bolsa como una herramienta de trabajo para incrementar el crecimiento que hemos tenido en los últimos años", explicó este lunes en declaraciones a este diario. Además de controlar dos centrales hidroeléctricas y un parque eólico en Ourol, De Valdivia mantiene unos estrechos lazos en el terreno personal con Lugo, adonde vuelve de forma recurrente. Llegó a la ciudad amurallada siendo muy pequeño y allí se crió con sus cinco hermanos, uno de los cuales descansa en el cementerio de San Froilán.

"Mi padre fue ingeniero jefe de industria en la Consellería de Industria durante 30 años y mi madre, presidenta de la asociación de amas de casa de Lugo durante unos 14", relata el empresario, que también apunta a la vinculación de una de sus hermanas con el Ensino, del que fue jugadora. En el terreno escolar, sus primeros pasos los dio en la Compañía de María para luego cursar la antigua EGB en el colegio de los Franciscanos, a lo que siguió el bachillerato en el Instituto Masculino, el actual IES Lucus Augusti. Para seguir sus estudios, a los 17 años dejó la ciudad, un paso que sus padres dieron hace unos años al trasladarse a Vigo tras la jubilación. "Sigo viniendo mucho, pues tengo grandes amigos en la ciudad. Además, me encuentro a gente de Lugo por todas partes", ironiza.

En el terreno profesional, De Valdivia se reivindica como uno de los pioneros en el desarrollo de las renovables en España. Forma parte de las juntas consultivas del Parque Natural das Fragas do Eume y del de Corrubedo. Además, es vocal del Consello Galego de Medio Ambiente e Desenvolvemento Sostible, organismo asesor de la Xunta. En calidad de representante de la patronal gallega, forma parte del consejo rector de Aguas Galicia.

"Llevamos un tiempo con la expectativa de la salida a Bolsa como una herramienta de trabajo para seguir creciendo"

En un escenario en el que España ha trazado su estrategia de descarbonización para alcanzar la neutralidad climática en 2050, De Valdivia admite que "es un buen momento" para las renovables, que van a "jugar un papel decisivo en el futuro". Tanto es así que la Agencia Internacional de las Energías Renovables apunta que en 30 años se habrá "duplicado el consumo eléctrico" y las energías limpias pasarán de suponer el 24% de la generación eléctrica total a representar el 86%. Con todo apunta que "hay que estar muy atentos, pues está bajando mucho el precio de la energía". "Es cierto que el Gobierno ha trazado un plan y los ejecutivos autonómicos lo están favoreciendo, pero el escenario no está exento de riesgos".

En los planes de Ecoener, el empresario apunta que Galicia tiene "poco" protagonismo. "Solo vamos a construir 80 megavatios eólicos". El presidente indica que el negocio está en crecer en otros países. De hecho , la compañía lleva "15 años internacionalizada".

Con sede en A Coruña, Ecoener cuenta con 141 megavatios (MW) en construcción y una cartera de proyectos en desarrollo que suman 1,5 gigavatios. De las 17 explotaciones que tiene en funcionamiento, el 50% son eólicas, el 37%, hidroeléctricas, y el resto, fotovoltaicas. Dispone de equipos de trabajo en España, Panamá, Kenia, Guatemala, Honduras y República Dominicana y el 22% de su potencia instalada está fuera de España. "En Canarias somos líderes y no es una cosa pequeña", explica el emprendedor. En la comunidad, Ecoener trató de concurrir al concurso eólico que el bipartito resolvió en diciembre de 2008. No obstante, el Ejecutivo de PSdeG y BNG la excluyó alegando falta de capacidad económica para hacer frente a la inversión, una decisión que el empresario recurrió y que en 2013 obtuvo la respuesta favorable del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia. Pero, para entonces, el reparto ya había sido anulado por la Xunta de Feijóo. En 2010 también le dio la razón un juzgado coruñés que archivó la denuncia presentada en su contra y contra su cuñado y director xeral de Industria con Fraga, Ramón Ordás, por un presunto trato de favor en concesiones energéticas.

Un lucense da este martes la campanada
comentarios