Kellogg's retira del mercado una de sus marcas de cereales por la presencia de grumos duros

Los lotes afectados son unos copos de maíz con chocolate llamados 'Corn Flakes Cocoa', si bien el problema no supone un "riesgo para la salud". El producto está a la venta en España desde el pasado mes de abril
Envase de 'Corn Flakes Cocoa'. KELLOGG'S
photo_camera Envase de 'Corn Flakes Cocoa'. KELLOGG'S

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) ha alertado este viernes de la presencia de grumos duros en copos de maíz en un nuevo producto de Kellogg's, Corn Flakes Cocoa, que la empresa está retirando del mercado.

Envase de 'Corn Flakes Cocoa'. KELLOGG'S
Envase de 'Corn Flakes Cocoa'. KELLOGG'S

Fuentes de Kellanova, la empresa propietaria de Kellogg's, han explicado a Efeagro que notificaron hace dos días a la Aesan un "defecto de calidad sin riesgo para la salud" y que han decidido retirar el producto de forma "voluntaria y preventiva".

Tras algunas quejas de los consumidores, la empresa ha descubierto que una pequeña proporción de cajas podría contener grumos duros de cereal que no se deshacen cuando se mezclan con leche, lo que supone un "riesgo mínimo" de causar daños dentales o un peligro de atragantamiento, según un comunicado de la firma.

Sin incidencias en España por los grumos en los 'Corn Flakes Cocoa'

La Aesan ha pedido no consumir ninguno de los lotes de Corn Flakes Cocoa (cereales de maíz con chocolate), presentado en envase de cartón y con un peso de 330 gramos.

Kellogg's ha precisado que no se han registrado incidencias en España y que la retirada del millar de cajas distribuidas comenzó el pasado miércoles, por lo que ya no debería estar disponible los supermercados.

No obstante, ha solicitado a los clientes y consumidores que se deshagan de cualquier paquete de este producto y se pongan en contacto con la compañía para obtener un reembolso.

Esta retirada voluntaria del mercado afecta exclusivamente a Kellogg's Corn Flakes Cocoa, un nuevo producto a la venta desde el pasado abril en España y desde enero en otros países como el Reino Unido, Irlanda, Bélgica, Italia y Portugal.