jueves. 20.02.2020 |
El tiempo
jueves. 20.02.2020
El tiempo

La innovación fintech en España

Un trabajador en un ordenador. EP
Un trabajador en un ordenador. EP

Estos últimos años de la década que vamos a terminar en breve han sido testigos del auge imparable de las startups fintech en España. ¿Pero sabes en qué consiste la revolución fintech? ¿Conoces algunas de las principales iniciativas españolas en este sector? Continúa leyendo si quieres obtener respuestas a estas preguntas.

​Estos últimos años de la década que vamos a terminar en breve han sido testigos del auge imparable de las startups fintech en España. ¿Pero sabes en qué consiste la revolución fintech? ¿Conoces algunas de las principales iniciativas españolas en este sector? Continúa leyendo si quieres obtener respuestas a estas preguntas


El despegue de las tecnoempresas financieras o fintech en España

Sin nombreEn todo el mundo se está produciendo un nuevo cambio en el paradigma de funcionamiento de los negocios financieros de la mano de las empresas fintech, es decir, iniciativas que combinan finanzas y tecnologías para facilitarle la vida a los usuarios. Se trata de la reinvención misma del sector financiero, posibilitada por la maduración de las tecnologías de comunicaciones y big data.

España está siendo un país muy presente a nivel mundial en la apuesta decidida por un tejido empresarial fintech: más de 300 empresas de reciente creación y 5000 empleados así lo avalan. En los pasados tres años, las startups fintech españolas han multiplicado su número por cuatro. Estos datos no deberían sorprendernos, ya que nuestro país destaca por una elevada tasa de penetración de las nuevas tecnologías entre la ciudadanía.

Ahora bien, el sector tecnofinanciero español deberá plantarle cara a nombres prestigiosos del sector fintech mundial como eToro, que ha puesto patas arriba el sector del trading online con una plataforma de trading social que ya ha cautivado a millones de personas en todo el mundo. ¿Cómo podrá el todavía naciente sector fintech nacional competir con una empresa como esta que ya dispone de una base de usuarios tan fidelizada? Este es el reto que ejemplifica a la perfección a lo que se enfrentan las nuevas fintech españolas en todos los segmentos comerciales de la industria tecnofinanciera.
 

El sector fintech español, decidido a ganar el corazón de los usuarios de servicios financieros

3Las startups españolas vienen pues dispuestas a llevarse el gato al agua y a robarles usuarios a las grandes empresas financieras de toda la vida. A continuación, vamos a recoger algunos ejemplos de algunas empresas fintech de reciente creación que tienen potencial para terminar con el reinado de los gigantes del sector financiero, como los bancos de toda la vida.
 

Novicap, dispuesta a ganar la batalla del factoring y el confirming

Novicap es una de las startups fintech más prometedoras del momento. Ambiciona convertirse en la empresa digital de referencia en el importantísimo (y, a veces, poco conocido) sector del factoring y del confirming. De estos anglicismos opacos depende la viabilidad financiera de muchas empresas. Pueden traducirse como líneas de descuento de pagarés para pymes y gestión total de pagos a proveedores. Novicap ofrece un servicio integral de financiación empresarial desde su avanzada plataforma online. Destaca por su algoritmo propio de evaluación de riesgo completamente automatizado y por sus costes operativos reducidos gracias a la ausencia de infraestructura física. Los bancos tradicionales ya tiemblan y es que para 2021, Novicap aspira a financiar 1000 millones de euros a pymes.

Bnext, el modelo español de neobanco de éxito

Las entidades bancarias tradicionales han aceptado a regañadientes hacer la transición digital. Dado que no han tenido competidores estructurales en más de un siglo, sus engranajes de innovación estaban bastante oxidados. Y, ya se sabe, en el mundo de las empresas y las finanzas, renovarse o morir termina siempre tarde o temprano haciéndose realidad. Es lo que les ha ocurrido a los bancos tradicionales: los nuevos modelos fintech (conocidos ya en jerga financiera como neobancos) les han tomado la delantera. Mientras que los bancos de siempre tienen que mantener toda una estructura de oficinas bancarias no siempre lucrativas, los neobancos apenas tienen gastos operativos. El principal ejemplo de neobanco español lo tenemos en Bnext: ya superado la barrera psicológica de los 100 000 usuarios. Ofrece prácticamente todos los servicios de un banco, pero con cero comisiones y, además, ofrece grandes descuentos y ofertas personalizadas a los usuarios de su aplicación móvil. Con estas condiciones, la banca tradicional lo tiene muy difícil para competir.

elprogreso.es (article-2)

Vivus.es, la filial española de un gigante de la financiación

¿Quién no recuerda a Carlos Sobera anunciando los préstamos de Vivus.es en televisión? Desde el desembarco en nuestro país de Vivus.es como filial del gigante europeo de la financiación 4finance, ha concedido 9 millones de préstamos online. Vivus.es es el ejemplo perfecto del nuevo paradigma de la financiación personal dentro de la revolución fintech que se está produciendo en nuestro país. Gracias a su funcionamiento sin oficinas físicas, ese ahorro en costes puede trasladarse en el ofrecimiento de unas condiciones más ventajosas para el cliente. Además, le permite llegar a un nicho de mercado no cubierto por las entidades bancarias tradicionales, el de la financiación rápida de préstamos de pequeña cuantía. Vivus.es desatasca la tradicional lentitud a la hora de conceder créditos gracias a su algoritmo de cribado de clientes: en 5 minutos, esta fintech tiene datos suficientes para aprobar o denegar un préstamo online.

Taxdown, la fintech española de la ingeniería fiscal

Este revolucionario proyecto fintech 100 % español le dará la alegría a más de un lector, especialmente si ha pasado apuros con la declaración de la renta de este año. Y es que Taxdown promete reducir la factura fiscal del contribuyente de manera completamente online y, a diferencia de lo que sucede con las gestorías de toda la vida, el usuario solo tendrá que pagar si termina ahorrando dinero. Con un enfoque muy centrado en la protección de los datos del cliente, una interfaz de usuario bien diseñada y un algoritmo de optimización fiscal propio, nuestra manera de presentar la declaración de la renta en España podría cambiar para siempre y permitirnos reducir nuestra factura fiscal de manera considerable. Además, Taxdown ofrece un servicio de asesoría 24/7, difícil de igualar por las gestorías tradicionales. Parece que perderse una deducción fiscal será ya cosa del pasado para quienes estén dispuestos a darle una oportunidad a esta innovadora fintech española.

4

En resumen, la revolución de las tecnofinanzas ha encontrado en nuestro país suelo fértil para crecer. Estos cuatro ejemplos de empresas fintech que acabamos de mencionar demuestran que hay un gran potencial de cambio en el tejido empresarial español. Con las innovaciones que aportan estas iniciativas empresariales, amplios sectores de nuestra economía podrían resultar prácticamente irreconocibles en apenas unos años y abrir nuevas maneras de entender las finanzas. ¿Cómo nos sorprenderá el sector fintech en la década que vamos a comenzar en poco más de un mes? El tiempo lo dirá.

La innovación fintech en España