lunes. 25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo

Galicia exprime con una macroplanta en Vilardevós su potencial fotovoltaico

Los vilalbeses Fernando Pereira y Javier Paz impulsaron la instalación y proyectan otra mayor en el concello lucense

La energía fotovoltaica aumenta poco a poco su peso en el mix de generación eléctrica español con la apuesta por el desarrollo de las renovables. El año pasado, esta tecnología capaz de transformar la radiación solar en electricidad sumó en España 3.975 nuevos megavatios (MW) de potencia con la puesta en funcionamiento de 93 instalaciones, aventajando a la eólica, que con 86 nuevos parques incorporó 2.319 MW. Con este crecimiento fulgurante, la fotovoltaica cerró 2019 con un parque de 7.800 MW.  

Galicia no está dispuesta a perder este tren. Al término del pasado año, la comunidad tenía en funcionamiento 1.596 instalaciones que suman 49,2 MW. Un total de 20,8 MW están conectados a la red eléctrica, a la que vuelcan su producción. Otros 27,4 MW se corresponden con 413 explotaciones de autoconsumo, esto es, abastecen directamente a una empresa o a una vivienda. Según los datos del Instituto Enerxético de Galicia (Inega), 227 instalaciones (que suman 0,9 MW) están aisladas, esto es, generan electricidad en una zona a la que no llegan las líneas eléctricas, por lo que también disponen de baterías para poder cubrir los momentos en los que la radiación resulta insuficiente.

Con respecto a 2018, la potencia instalada despuntó un 23%, pero aún supone una parte muy ínfima del parque renovable en funcionamiento en Galicia, que alcanza los 7.713 MW, con la eólica (3.804) y la hidráulica (3.437) en cabeza. 

Contrariamente a lo que pudiera pensarse, este ingeniero técnico industrial tiene claro que Galicia tiene potencial solar. Basta con mirar a Alemania, la primera potencia europea en la materia, que en 2018 explotaba 45.277 MW

En el conjunto del Estado, el 60% de la tecnología la concentraban en 2018 Castilla-La Mancha, Andalucía, Extremadura y Castilla y León. 

En este contexto, el pasado agosto comenzó a volcar a la red su producción el mayor proyecto de energía fotovoltaica de la comunidad. Ubicado en el concello ourensano de Vilardevós, sus 4.500 módulos suponen una potencia instalada de 1,5 MW

Tras esta explotación está Raiola Future, una sociedad que integran dos industriales vilalbeses con experiencia en el diseño y montaje de placas para el autoconsumo de empresas y viviendas: Fernando Pereira y Javier Paz. "Comezamos no 2008 facendo varias plantas pequenas na zona da Terra Chá. Pero foi cando o sistema cambiou e pasou de ser un réxime primado a simplemente vender enerxía á rede cando decidimos facer unha planta de maior envergadura e para iso buscamos un emprazamento no que a radiación solar fose máis xenerosa que aquí no norte da provincia de Lugo", explica Pereira. 

Contrariamente a lo que pudiera pensarse, este ingeniero técnico industrial tiene claro que Galicia tiene potencial solar. Señala que basta con mirar a Alemania, la primera potencia europea en la materia, que en 2018 explotaba 45.277 MW, más del doble del siguiente país con mayor peso de esta tecnología: Italia. Pese al mito de que España es el país del sol, en esta materia es quinto en el ránking comunitario e incluso Reino Unido le lleva la delantera. 

INVERSIÓN. Con una inversión de 1,5 millones, a razón de "un euro por vatio instalado", la planta tiene capacidad para cubrir el suministro de una población de 3.000 habitantes, esto es, el equivalente a A Pastoriza o Begonte. En su construcción trabajaron, de media unos 15 trabajadores, con picos de actividad de 20 operarios.

Ahora que lleva cinco meses en operación, Raiola Future tramita ya la ampliación de la planta de Vilardevós

Ahora que lleva cinco meses en operación, Raiola Future tramita ya su ampliación. La idea inicial era duplicarla, pero la falta de capacidad de la línea de evacuación obliga a reducir las expectativas. "Será a compañía eléctrica a que nos limite", expone el experto, que avanza que el otro proyecto destacado que tienen en cartera es construir otra explotación en Vilalba "cunha potencia algo superior" a la  promovida en el concello ourensano. En este caso, los planes de esta sociedad también dependen de la capacidad de la infraestructura para volcar la producción al tendido.  

Planta fotovoltaica de Raiola Future en Vilardevós.EP

MENOS EN A MARIÑA. Por su índice de radiación solar, Galicia es un territorio apto para el desarrollo de esta energía, una afirmación que refrenda el atlas desarrollado hace unos años por MeteoGalicia, según el cual las zonas más atractivas serían las Rías Baixas y la parte más oriental de la provincia de Ourense. "Exceptuando a zona inmediata á costa do Cantábrico, que é menos xenerosa en radiación solar, o resto da comunidade é máis que válida para implantar estas instalacións", indica Pereira, que apunta que el área con más potencial es la que conforman Riós, Vilardevós, A Gudiña, Oímbra y una parte de Verín.

Cuatro hectáreas con 4.500 paneles que vuelcan energía a la red desde agosto

La construcción de la macroplanta, de cuatro hectáreas, arrancó en septiembre de 2018 y, once meses después, sus 4.500 módulos fotovoltaicos ya vertían electricidad a la red. Cobrando el precio de mercado, los socios aguardan amortizar la inversión en unos 13 años. En 2017, concurrieron a las subastas de potencia renovable con derecho a un suelo retributivo que impulsó el Gobierno central y fueron seleccionados. Pero, Fernando Pereira aguarda que esa remuneración mínima no tenga que activarse "porque son niveis moi baixos".
 

 

Raiola negocia un PPA para producir electricidad expresamente para una industria 

Fernando Pereira y su socio están "estudando" sellar un contrato bilateral —un ‘power purchase agreement’ (PPA)— con una industria. "Construiriamos unha planta ‘ad hoc’ para esa entidade e xerariamos toda a enerxía que consume. Agora estamos limando os flocos", explica el ingeniero. La negociación pivota sobre la busca de un emplazamiento y el análisis de la potencia necesaria para cubrir todo el suministro.  

Una solución de futuro
El Gobierno central ha instado a las grandes industrias a apostar por los PPA, que les permiten pactar un precio competitivo en el largo plazo respaldando un proyecto renovable. Así, se inmunizan ante los vaivenes del mercado. 

Galicia exprime con una macroplanta en Vilardevós su potencial...
comentarios