Benja Anglès: "Las ganancias en internet hay que declararlas"

Las plataformas de venta y alquiler como eBay o Wallapop darán cuenta a Hacienda de las operaciones de sus usuarios.
Benja Anglès
photo_camera Benja Anglès, profesor de la facultad de Derecho de la UOC.

Los usuarios de plataformas digitales de venta o alquiler, como Wallapop, eBay o Airbnb, deben declarar sus beneficios si realizan más de 30 operaciones o superan los 2.000 euros. Hasta ahora, la tributación por estos beneficios dependía de su buena voluntad, pero desde febrero las plataformas están también obligadas a comunicar a Hacienda los datos de los usuarios que estén obligados a declarar beneficios. Benja Anglès, profesor de Derecho en la Universitat Oberta de Catalunya, sostiene que la Agencia Tributaria pretende de este modo combatir el fraude en una actividad hasta ahora poco controlada.

¿Qué novedades tributarias afectan a las plataformas de compra-venta?
La novedad tributaria consiste en la obligación de los operadores de plataformas digitales de presentar cada mes de enero a la Agencia Tributaria las declaraciones informativas (modelo 238) con los datos fiscales y las actividades realizadas por sus usuarios a lo largo del año y que hayan superado los límites establecidos.

¿Qué plataformas están afectadas?
Están afectadas todas aquellas plataformas que permitan a los usuarios realizar actividades a cambio de una contraprestación, como la venta o arrendamiento de bienes o la prestación de servicios personales. En este sentido, están obligados a declarar tanto los operadores de plataformas con residencia fiscal en España o que, no teniendo dicha residencia, tengan un establecimiento permanente en territorio español o que, siendo operadores extranjeros, faciliten la realización de actividades a usuarios residentes en España.

Los usuarios que no faciliten datos al operador verán canceladas sus cuentas

Entiendo que el vendedor ya tenía antes obligación de declarar los beneficios, pero ahora las plataformas también facilitarán esa información a la Agencia Tributaria, ¿es así? 
Así es, no han cambiado las obligaciones tributarias de los usuarios, ya que sus ganancias tienen que ser declaradas en todo caso en el correspondiente impuesto de la Renta. La novedad es que son los operadores de las plataformas los obligados a comunicar los datos de los usuarios a la Agencia Tributaria, de modo que ahora será posible detectar a aquellos que no declaren o lo hagan incorrectamente.

¿Hay que declarar cualquier ingreso o solo a partir de una determinada cuantía?
Se establece que los operadores comunicarán a Hacienda los datos de aquellos usuarios que durante el año anterior hayan realizado más de 30 actividades o cuyos ingresos hayan sido de 2.000 euros o más.

¿Cuándo hay que declarar?
Los operadores tienen que presentar la declaración informativa durante el mes de enero del año siguiente al que se refieran los datos declarados. Excepto en 2024, en relación a las actividades de 2023, cuyo plazo finaliza el 6 de abril.

¿Los beneficios se incluyen en la declaración del IRPF habitual o en otro tipo de declaración?
En el caso de personas físicas, las ganancias se tienen que declarar siempre en la correspondiente declaración del IRPF.

¿Este cambio se debe a que se ha detectado fraude?
Es evidente la dificultad de las administraciones tributarias para poder hacer un seguimiento de las actividades de particulares a través de plataformas digitales, y poder detectar y comprobar dichas actividades y sus ganancias, de modo que es un sector susceptible de actividades no declaradas que no sólo afectaría a un país sino al conjunto de la Unión Europea. Es por eso que este cambio viene promovido mediante una directiva europea de obligado cumplimiento por todos los estados miembros. Por ello, la información declarada por los operadores de plataformas será compartida por todas las administraciones tributarias de la UE, e incluso de la OCDE.

Existen dos regímenes sancionadores para quien no declare los beneficios

¿A qué sanciones se enfrenta quien no declare los beneficios correctamente?
Existen dos regímenes sancionadores tributarios. Por un lado, el establecido para los incumplimientos de la obligación de declarar: multa de 200 euros a las plataformas por cada usuario no declarado y multa de 300 euros a cada usuario que no comunique o comunique datos falsos. Por otro lado, está el régimen sancionador existente para los incumplimientos de declarar los beneficios en el IRPF. En este caso, la sanción puede estar entre el 50 por ciento y el 150 por ciento de la cuantía dejada de ingresar, dependiendo de diferentes agravantes establecidos por ley. 

Las plataformas también han anunciado sanciones para quien oculte información.
En el supuesto de que los usuarios no faciliten al operador la información exigida, se procederá a cancelar su cuenta y no podrán seguir operando en la misma.

Comentarios