miércoles. 01.04.2020 |
El tiempo
miércoles. 01.04.2020
El tiempo

La defensa del Lugo es la segunda más goleada de la competición

Cantero, tras encajar un gol. XESÚS PONTE
Cantero, tras encajar un gol. XESÚS PONTE
Curro Torres tiene ante sí el reto de encontrar una fórmula que Eloy Jiménez buscó sin éxito

La defensa del Lugo ha probado casi todas las combinaciones. Ha utilizado a todos sus miembros y los ha ido probando con distintos compañeros sin que hasta el momento su rendimiento esté fuera del radar de la duda. Ante el Almería fue una nueva prueba con un mal resultado, un 0-4 que deja al cuadro lucense como el segundo equipo que más encaja con 33 tantos en su propia portería (los mismos que el Oviedo).

Si con Eloy Jiménez las modificaciones eran habituales, con Curro Torres todavía está por ver si apuesta ciegamente en un sistema inmutable y unos integrantes a salvo de rotaciones salvo por obligación.

El de Hellín probó con distintos dibujos atrás. Empleó la zaga de cinco lejos de Lugo, con Peybernes, Pita y José Carlos como centrales, con entrada de Djaló o Josete en alguna ocasión, y dos laterales largos, que eran Campabadal o Gerard Valentín o Canella o Lebedenko. También la de cuatro hombres, siendo la más empleada la de Peybernes y José Carlos en el centro y Canella y Campabadal atrás. Las lesiones, sanciones y la tendencia al cambio constante hicieron que todos los zagueros jugaran con Jiménez. Nunca llegó a tener una seguridad defensiva constante y encajó 29 tantos, la tercera peor marca tras el Dépor y el Oviedo.

Ante el Almería, Torres tuvo que formar una zaga inédita, ya que nunca habían jugado juntos Campabdal, Josete, José Carlos y Canella. Tuvo que modificar la línea con la lesión del asturiano y la entrada de Leuko en una nueva vuelta de tuerca a la parte de atrás, donde no ha habido regularidad en una zona que debe mejorar para optar a la salvación.

La defensa del Lugo es la segunda más goleada de la competición
Comentarios