martes. 03.08.2021 |
El tiempo
martes. 03.08.2021
El tiempo

El Río Breogán busca el primer triunfo de los que dos que le separan de la ACB

_49I2700
Sergi Quintela, en un partido ante el Granada. SEBAS SENANDE
El equipo lucense inicia este sábado en Granada el play off final con la intención de lograr una victoria que le permita sentenciar el jueves en el Pazo

El Río Breogán está a solo dos triunfos de lograr el retorno a la Liga Endesa. Y el primero podría conseguirlo este sábado (19.00 horas) en el Palacio de los Deportes de Granada, en el primer encuentro del play off final de la LEB Oro. A pesar de que la historia de los play off está llena de excepciones a la regla, es evidente que el primer encuentro de una serie corta como esta puede ser clave en el desenlace de la eliminatoria.

Por eso mismo, en muchas ocasiones se recurre a la idea de que la presión recae especialmente sobre el equipo local en el duelo inaugural, ya que una derrota le pondría al borde de la eliminación, con la imperiosa necesidad de igualar la serie en cancha contraria. El Covirán Granada solventó esta situación en la eliminatoria de semifinales que le enfrentó con el Básquet Coruña, pero eso fue una gesta y como tal no es algo que se pueda repetir con asiduidad.

Por lo tanto, Granada y Río Breogán afrontan el encuentro conscientes de su trascendencia, y en el caso de los lucenses buscando, precisamente, que al conjunto local le pese la imperiosa necesidad de ganar. No solo es empezar con triunfo ante el conjunto nazarí, sino y sobre todo evitar que la eliminatoria pueda decidirse en Lugo y conociendo la dificultad que implicaría ganar en la instalación lucense. Y es que la magia del Pazo también se puede notar a cientos de kilómetros.

Pero para que se produzca esa situación ideal de que los breoganistas puedan decidir ante su parroquia, es necesario que los hombres de Diego Epifanio den un paso adelante con respecto a lo que, sobre todo en la segunda fase, han sido sus visitas. El Breogán no puede permitirse la irregularidad que en otras ocasiones se tradujo en parciales más o menos importantes que después fueron incapaces de compensar. Se trata de mantener la consistencia y la concentración que habitualmente muestra el conjunto lucense a favor de ambiente. Lo que está en juego lo merece.

El Breogán no solo llega reforzado después de superar una complicada eliminatoria ante el Alicante (el Granada también lo hará después de superar al Básquet Coruña), sino que en algunos aspectos ha evolucionado, entre otras cosas porque se vio obligado a hacerlo para superar al equipo de Pedro Rivero. Un ejemplo evidente está en la mejoría para defender los bloqueos directos, un recurso también muy utilizado por el Granada, y hasta llegaron a controlar el ritmo de juego, otro aspecto que será fundamental ante un Granada que busca correr como primera opción.

Además, el trabajo de la defensa breoganista tendrá que estar especialmente atenta a la producción de la tripleta que forman el base Lluis Costa, el alero Thomas Brohlep y el ala-pívot Alex Murphy. Entre los tres llevan anotados prácticamente la mitad de todos los puntos del Granada, concretamente el 48,1%. Si el trabajo en defensa está a la altura de las circunstancias, lo que también implica el dominio del rebote, faceta en la que el Breogán es superior a su rival, los celestes tendrán mucho ganado.

El Breogán viajó sin bajas, mientras en el Granada Bropleh ha mejorado de sus dolencias en la rodilla y Edu Gatell seguirá siendo baja.

El análisis del riva, por Quique Fraga

El Granada es un equipo muy peligroso en acciones de contraataque y de transición. Su juego, que siempre va de menos a más, es sencillo con mucho pick and roll y repick. Casi todo lo generan sus bases, Lluis Costa y Christian Díaz, con el bloqueo directo. Ya hemos expuesto en artículos anteriores la incidencia que tienen los bases y que cuando ambos coinciden en pista es cuando mejor juegan.

1. Ataque estático. La mayoría de las jugadas son cortas en las que buscan una opción ofensiva concreta para un determinado jugador. En algún momento el juego del Covirán Granada se vuelve un poco anárquico, pero muy peligroso porque son un equipo con mucho talento individual. Busca mucho el posteo de Bamba Fall y de Thomas Bropleh y, puntualmente, también puede buscar en el poste bajo pero en muchas menos ocasiones que lo dos anteriores.

2. Movimientos ofensivos. Bloqueo directo al alero con el base y cinco central. También juega con frecuencia ‘horns’ (dos bloqueos que se establecen sobre el jugador con balón) para salida y bloqueo directo central parecido a Zipper (bloqueo indirecto vertical para un exterior que, saliendo desde abajo, normalmente recibe el bloqueo del poste arriba). Utiliza inversión de balón y diagonal para posteo de Bropleh en llegadas. Juega horns con Murphy para flare (bloqueo ciego que se realiza para liberar al alero en el lado de balón para un tiro) y pick lateral con el base. Otros movimientos que utiliza el Granada es diagonal para el posteo de Murphy. Puede hacer un mano a mano en poste bajo con Fall y Murphy para colgarle el balón a Fall en el desdoble. Son unos ejemplos de varias jugadas sencillas para atacar con un determinado jugador una opción rápida.

3. Thomas Bropleh. El momento de forma del alero con pasaporte liberiano fue la clave fundamental para que el Granada se clasificara para las semifinales. Bropleh tiene licencia para todo. Hace daño en el poste bajo, juega bloqueo directo y tiene mucho acierto desde el triple. Está aguantando a su equipo en los momentos más complicados, como ocurrió tanto en el segundo como en el tercer partido ante el Básquet Coruña, concretamente cuando el equipo herculino se distanció en seis puntos cuando se acababa el tercer cuarto y el alero del Granada asume totalmente el juego ofensivo con varias canastas de tres puntos poniendo rápidamente a su equipo por delante en el marcador. Esto es importante porque el Granada juega mucho mejor cuando lleva la iniciativa en el electrónico y no cuando intenta remontar porque en esta situación arriesga mucho más, lo que aumenta sus pérdidas y la anarquía en su juego. Y esto tiene más mérito si se considera que, viéndolo jugar, parece tener problemas físicos.

4. Defensa. Su balance no es bueno. Y esto es importante porque lo que más lastra al equipo son las pérdidas de balón. El Coruña lo aprovechó bien en el primer encuentro de su serie para correr y adquirir una diferencia significativa en el marcador. Al Covirán le cuesta mucho asegurar su propio rebote, un aspecto en el que el Leyma Coruña le hizo mucho daño. También tuvieron problemas los granadinos en la defensa del uno contra uno. Después de tiempo muerto el equipo de Pablo Pin puede hacer una defensa zonal press 2-2-1

El Río Breogán busca el primer triunfo de los que dos que le...
comentarios