jueves. 13.05.2021 |
El tiempo
jueves. 13.05.2021
El tiempo

Partidos que impulsan

Carrillo anota el 3-1 ante el Numancia la temporada pasada. XESÚS PONTE
Carrillo anota el 3-1 ante el Numancia la temporada pasada. XESÚS PONTE
El Lugo quiere que el duelo del Alcorcón mude la dinámica como sucedió en el pasado

Noventa minutos para cambiarlo todo, para encontrar el camino correcto, para conseguir un efecto rebote que impulse al equipo desde el fondo hasta sacar el cuello del pozo. Ese encuentro puede ser el de este sábado (14.00 horas) para un Lugo que quiere que el Alcorcón sea el primer rival al que gana tras doce decepciones. Ya saben los lucenses de la existencia de esos partidos bisagra que cambiaron las trayectorias negativas para lograr la salvación.

El último de los duelos clave para el Lugo fue el del Numancia la anterior campaña. El 3-1 de la jornada 37, el primero con Juanfran en el banquillo condujo al Lugo hacia una racha de cuatro victorias y dos empates que lo sacaron de la zona de descenso hasta la permanencia en el último partido de Liga.

También tuvo un efecto positivo el 4-2 conseguido en casa ante el Almería en la campaña 2018-2019, también en la jornada 37. Era el segundo encuentro de Eloy Jiménez en el banco lucense y le permitió crecer, enlazar cinco partidos sin perder -dos triunfos y tres empates- hasta abandonar los puestos de Segunda B para salvarse en la penúltima fecha con un 0-0 ante el Tenerife y una victoria agónica del Oviedo ante el Rayo Majadahonda que le daba al Lugo la permanencia matemática.

Otro de los duelos para el recuerdo sucedió en Los Pajaritos en la temporada 2013-2014. Aquel Lugo de Quique Setién jugaba en terreno del Numancia en medio de una crisis de siete partidos sin ganar en los que había perdido cinco. Antes de jugar en Soria el Lugo se acercaba peligrosamente hacia la zona baja -era decimocuarto a cuatro del descenso, puesto al que había caído desde el tercer puesto con diez sobre el decimonoveno cuando empezó su mala racha- con malas sensaciones.

El Lugo resistió y Rennella marcó un tanto en el minuto 91 que le dio el triunfo, la tranquilidad y el inicio de una racha de tres victorias y un empate

Aquel duelo tuvo de todo. Un penalti y una expulsión de Enzo Rennella por mano bajo palos que el colegiado andaluz Figueroa Vázquez rectificó a instancias de su juez de línea, un tiro a la madera de Natalio, varias intervenciones de Dani Mallo y un apagón en el segundo tiempo que mudó la tendencia para equilibrar el partido. El Lugo resistió y Rennella marcó un tanto en el minuto 91 que le dio el triunfo, la tranquilidad y el inicio de una racha de tres victorias y un empate que alejaron cualquier fantasma de descenso.

Sin tanta trascendencia, el equipo rojiblanco vivió otros encuentros que impulsaron al equipo, como el 0-1 ante el Albacete en la jornada 4 de la 2017-2018 que situó al Lugo de Francisco al liderato ocho partidos después, o el 0-1 en Almería en la 2012-2013, que rompió un mal momento de cuatro derrotas en seis partidos y lo condujo a una de cuatro triunfos y un empate.

Partidos que impulsan
comentarios