Un maestro de la excelencia

El extenista lucense Óscar Burrieza es el entrenador de Martín Landaluce en su primer año en el circuito profesional. También moldea el talento de otros jóvenes en la Academia Rafa Nadal
Óscar Burrieza posa junto a su pupilo, el tenista profesional Martín Landaluce. EP
photo_camera Óscar Burrieza posa junto a su pupilo, el tenista profesional Martín Landaluce. EP

La suya es una vida ligada al tenis. Una parte importante de su tiempo transcurre pegado a la delgada línea que delimita la pista de juego. Tras una prolífica carrera como jugador, Óscar Burrieza sigue activo en el circuito profesional como entrenador del prometedor Martín Landaluce, el último talento de la Armada española, que ha desembarcado con solo 18 años en el circuito profesional tras coronarse como el número 1 del mundo en categoría júnior.

El calendario de este lucense, de 48 años, se divide en estancias entre Madrid y Manacor, ubicación de la Academia Rafa Nadal, donde trabaja desde hace dos años como uno de los entrenadores de estas instalaciones punteras en el sector del saque y la volea.

"Estoy muy contento en la Academia de Nadal, cada semana que paso allí me tratan muy bien. Cuentan con unas pistas y un muy buen ambiente de trabajo. Como entrenador de Martín Landaluce, ambos pasamos una época del año en la capital y luego nos desplazamos a Mallorca cuando consideramos que es bueno y la otra parte del año nos dedicamos a viajar a los torneos del circuito profesional", dice.

La simbiosis entre el técnico lucense y el formidable talento de la factoría nacional se remonta hace cuando años, cuando un Landaluce de 14 años buscaba entrenador para pulir sus capacidades tenísticas.

"Su padre contactó conmigo en la época de la pandemia, valoraban varias alternativas y entre ellas se encontraba la mía. Vimos todas las partes que era una buena oportunidad. Me ilusionaba el proyecto y desde que Martín gana el US Open júnior tomó forma que me convirtiese en su entrenador, a través de la Academia Rafa Nadal", explica Burrieza.

Como valor deportivo, la trayectoria de esta promesa sigue su desarrollo sin pausa pero sin prisa. Óscar Burrieza asegura que ve en el juego de su pupilo detalles de Del Potro, Zverev o Rublev.

"Vamos con calma, quemando etapas poco a poco. No hay prisa. Lleva solo un año en el circuito profesional, que es mucho más exigente que la categoría júnior, y está en pleno desarrollo a todos los niveles. La verdad es que es un chico muy maduro para la edad que tiene. Avanzamos tranquilos para poder explotar todo su potencial porque Martín es un proyecto de jugador a medio-largo plazo", comenta el lucense.

Revés y derecha

Landaluce, actual número 328 del ránking ATP, destaca sobre la pista "por su revés y su golpe de derecha, muy potente", relata Burrieza quien también señala otro de los puntos fuertes de su alumno: "Su resiliencia mental es notable para un chico de su edad".

Su pupilo acaba de tomar parte en el prestigioso torneo barcelonés Conde de Godó, donde cayó en primera ronda ante Nick Hardt (2-6, 6-4 y 6-3), pese a ganar el primer set. Tras el paso por la ciudad condal, maestro y alumno preparan la participación de Landaluce en el Mutua Madrid Open, donde ha logrado una de las codiciadas invitaciones para participar contra los que hasta hace unos meses eran sus ídolos.

Martín Landaluce. Ganador del US Open júnior

El potencial de Martín Landaluce comenzó a despuntar a una edad temprana. El último talento de la inagotable cantera española, de 1,91 metros de estatura y 80 kilogramos de peso, comenzó a encarrilar victorias en 2015, cuando venció en el campeonato de Madrid sub-10. Luego llegaría el subcampeonato de España alevín y las victorias en la prueba del circuito Rafa Nadal en Zaragoza en categoría sub-12 y el Campeón Master Longine.

Temporada 2020-2021

El prodigio madrileño de la raqueta aumentó su aptitudes hasta situarse como 150 del ránking ITF en el 2021 y en el segundo puesto de la categoría juvenil a nivel mundial.

Open de Estados Unidos

Martín Landaluce compitió en 2022 en tres de los cuatro torneos de Grand Slam júnior. En Wimbledon llegó a las semifinales, tanto en individuales como en dobles. El 10 de septiembre de 2022, con 16 años, ganó el US Open júnior.

Número 1 ITF

Aunque Landaluce alcanza en febrero de 2023 el número 1 del ránking ITF, con 17 años de edad, da el salto al tenis profesional. Ganó su primer título del ITF World Tennis Tour este mismo año en la localidad portuguesa de Vila Real de Santo Antonio.

Debutó en 1994 y su mejor puesto en el ránking de la ATP fue el 128

Óscar Burrieza es considerado como el mejor tenista gallego de la historia. Su vida ha estado ligada al tenis desde su infancia. Su padre, Cayetano, fue la mano que guio sus pasos desde un frontón hasta los torneos profesionales. Su talento le llevó a formar parte de la élite de la ATP en 1994 para emular a Andre Agassi y Boris Becker, sus espejos donde reflejarse.

El extenista lucense llegó a convertirse en el número 128 de la ATP. El resultado de todo su esfuerzo se vio recompensado con el acceso a los cuadros finales del Open de Australia y Wimbledon. Ya es histórico su triunfo sobre la hierba del torneo de Manchester, en 1997, donde ningún tenista español había conocido la victoria durante el cuarto de siglo precedente.

Las lesiones privaron a Óscar Burrieza de prolongar su carrera durante más tiempo. Sus rodillas dijeron basta después de ocho operaciones.

Un espacio suficiente para que el tenis le inoculase la dosis necesaria para que siguiese presente en el circuito, pero esta vez, desde la posición de entrenador.

"No me dio tiempo a echar de menos el tenis porque nunca me fui del circuito. Paso mi tiempo entre los torneos, los entrenamientos y estar con mi familia y mis perros", relata el entrenador, que mantiene su residencia entre Madrid y Manacor.

El relevo profesional de Óscar Burrieza todavía está por llegar. Por el momento, ningún tenista gallego ha tomado el relevo profesional del lucense, pese a que señala a algunas de las grandes esperanzas de la comunidad que podrían hacerse con un lugar entre la élite.

"En Lugo está Andrés Pereiro, que lo hizo muy bien en categoría alevín y que entrena ahora en Palma de Mallorca. Creo que puede seguir mejorando. También está otro gallego, Rafa Izquierdo, que después de irse a estudiar a Estados Unidos se hizo profesional. Y dentro de la categoría femenina en la ATP destaca Jessica Bouzas.

Comentarios