lunes. 25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo

Al Breo le llega la hora de despegar a domicilio

Dago Peña busca a un compañero ante Van Wijk y Balaban durante el Breogán-Ourense.
Dago Peña busca a un compañero ante Van Wijk y Balaban durante el Breogán-Ourense.
El conjunto lucense busca sumar en Lleida el séptimo triunfo en ocho partidos y acercarse más a la cabeza pese a las bajas de Gavrilovic y Arco

Seis triunfos en los siete últimos encuentros son un indicador claro de que el Leche Río Breogán se acerca al nivel de juego exigible a un aspirante al ascenso. Es cierto que durante la primera vuelta los jugadores de Diego Epifanio fallaron ante los mejores equipos de la competición (Valladolid, Palencia o Mallorca) y esta es la asignatura pendiente y definitiva de cara a la segunda mitad de la competición. Pero mientras no llegan esos duelos, es fundamental que los breoganistas mantengan su buena racha de juego y resultados y finalicen la primera vuelta con dos nuevos triunfos que le acerquen a los puestos de cabeza.

El conjunto lucense visita este viernes (21.00 horas) en el Pavelló de Barris Nord, al Força Lleida, un rival en teoría accesible para el Breogán. Los catalanes están ubicados en la decimosexta posición de la tabla, es decir, en zona de descenso, con solo cinco triunfos en las quince jornadas disputadas. En su cancha, el equipo que ahora dirige Gustavo Aranzana se ha visto superado en cuatro ocasiones y solo ha logrado la victoria frente a Almansa (82-80), Alicante (92-84) y Marín (82-70). Es decir, todos los equipos con ciertas aspiraciones que han pasado por Barris Nord se han llevado el triunfo.

Las muy probables ausencias de Gavrilovic y Salva Arco en el conjunto lucense pueden convertirse en un problema añadido para Diego Epifanio. De todas formas, y por mucho que los catalanes hubieran protagonizado la sorpresa de la pasada jornada al ganar al Mallorca, no hay duda de que las diferencias entre ambas plantillas son notorias y deben de verse reflejadas en la cancha.

Uno de los problemas más acuciantes del conjunto catalán está en su trabajo defensivo. El Lleida, después de Tau y Canoe, ambos con 1.218 puntos encajados, es el tercer equipo con más en contra (1.212). La primera premisa de Gustavo Aranzana al hacerse, hace un par de jornadas, cargo del equipo fue precisamente intentar cortar esa sangría, y en Mallorca ya exhibió una mayor agresividad en el trabajo defensivo.

En ataque parece evidente que el juego interior es peligroso, sobre todo con la participación de Shaquille Cleare, un buen cuatro para esta competición y que no solo es el mejor anotador del equipo sino que también genera desde el poste bajo, pero también por parte del también estadounidense Frederic Stutz, segundo en anotación del equipo y que alterna las posiciones de tres y de cuatro.

En Mallorca deslumbró el escolta Steven Santa Ana con ocho triples sin fallo. Hasta ese momento acreditaba un discreto 28,8% con quince triples anotadas -prácticamente una por partido- de 52 lanzamientos. Habrá que comprobar si el joven escolta estadounidense ha recuperado la puntería o si lo visto en Palma fue flor de un día. Los técnicos del Lleida trabajan para incorporar a un nuevo jugador exterior después de rescindir el contrato del escolta Michael Carey. De cualquier forma, la defensa del conjunto lucense deberá estar muy atenta tanto a los puntos que puedan llegar desde el perímetro como al generalmente buen trabajo de su pareja de pívots.

Desde la fundación del Lleida en el verano de 2012 -y tras la desaparición del Lleida Básquet-, el Breogán visitó Barris Nord en seis ocasiones con reparto de triunfos para ambos equipos. Los lucenses ganaron en la temporada 2017-18 (73-86), en la 2015-16, (72-79) y en la 2014-15, cuyo resultado fue de 73-75.

Al Breo le llega la hora de despegar a domicilio
comentarios