lunes. 25.05.2020 |
El tiempo
lunes. 25.05.2020
El tiempo

Adrián Ben: confinado, pero no parado

Adrián Ben, sobre la cinta que tiene ahora en casa.
Adrián Ben, sobre la cinta que tiene ahora en casa.
El atleta trata de mantener una dura rutina diaria de entrenamientos "porque chegar a este nivel é un traballo que leva moitos anos que se pode perder en pouco tempo"

Confinado, pero no parado. Así está el atleta mariñano Adrián Ben, más liberado de presión, aunque también con la lógica pérdida de ilusión por el aplazamiento de los Juegos Olímpicos de Tokio de este verano hasta el 2021, a causa de la crisis mundial por el coronavirus. El joven lleva ya en Viveiro más de 3 semanas y reconoce que su estado anímico es más bien parecido al del resto de la gente en estos días tan complicados, con altibajos que trata de superar. "Trato de levalo o mellor posible, uns días con máis ánimo e con algún baixón supoño que coma os demais. Levo 21 días na casa e non podo abrazar a miña avoa, que vive soa, pero é un sacrificio que está a facer todo o mundo consciente do que nos estamos xogando para intentar saír co menos dano posible", afirmó.

Lo que sí tiene claro Adrián Ben es que tiene que mantener su estado de forma todo lo que pueda con un trabajo diario que pueda parecerse lo más posible al que realizaba durante su estancia en Madrid, a las órdenes de su entrenador, Artuiro Martín Tagarro, con el que sigue planificado sus tareas. "Chegar a un nivel alto esixe moito sacrificio e non dun ano, senón de moitos, polo que agora non se pode tirar todo este traballo pola borda, sobre todo porque custa moito máis manterse que chegar aínda", asegura el joven, que, pese a todo admite algunas diferencias claves respecto al trabajo de grupo y admite que está deseando volver a correr junto a sus compañeros y amigos "Adestrar con máis xente non só fomenta o compañeirismo, senón tamén a competividade, así que diferenzas si que hai. Dende logo os que adestramos xuntos durante o ano estamos desexando volver a vernos por moitas razóns, pero tamén porque nos divertimos e melloramos moito, o reencontro tamén pode ser un espectáculo tamén para ver como estamos uns respecto a outros", dijo.

En lo que se refiere a la suspensión de los Juegos Olímpicos, Adrián reconoce que ahora podrá trabajar con más tranquilidad, aunque por el momento resulta difícil centrarse en nuevos retos. "Uns Xogos Olímpicos son o soño de calquera deportista e o feito de ter 21 anos non fai que a ilusión sexa menor porque a oportunidade de disputalos estaba aí. Penso que é o lóxico e de xustiza absoluta que se aplacen porque ademais as presións de federacións de gran poder non ían permitir que se disputasen nestas condicións. Supoño que os parámetros de clasificacións se manterán para o vindeiro ano, cando agora están postos, pero aínda non hai ningunha resolución respecto a isto", afirma el joven, que ya tenía una plaza casi conseguida para participar en Japón tras su histórico sexto puesto en el campeonato del Mundo de Doha, en los 800 metros libres y que ahora solo tenía que refrendarla haciendo un podio en el campeonato de España de verano al aire libre.

FUTURO.  Los retos estivales de Adrián Ben podían ser muy importantes, tanto a nivel nacional como internacional, pese a no haber Juegos Olímpicos, pero el joven deja bien claro que su preocupación actual tiene otras prioridades. "Penso na miña saúde, da miña familia, dos meus amigos, imaxino que coma calquera persoa. Agora mesmo estou moito máis centrado en saír da situación que estamos vivindo que en pensar que vou facer se se pode reanudar a tempada ou en pensar na que vén", concluyó el deportista mariñano.

Adrián Ben: confinado, pero no parado
comentarios