miércoles. 29.09.2021 |
El tiempo
miércoles. 29.09.2021
El tiempo

El balón parado, el rompecabezas del Lugo

_49I851902
Los jugadores del Zaragoza celebran el gol del meta Álvarez. SEBAS SENANDE
De los 49 goles encajados por los rojiblancos, 19 llegaron en este tipo de jugadas

El balón parado se ha convertido en el rompecabezas del Lugo, uno de los puntos débiles que le costaron el empate ante el Zaragoza (2-2) y al que intenta encontrar solución su cuarto entrenador esta temporada, Rubén Albés.

El partido del pasado viernes fue el ejemplo de lo que al Lugo le cuestan las acciones de estrategia en su propia área. El Zaragoza le castigó con un penalti y, sobre todo, con una falta lateral que cabeceó el portero del equipo maño a los 97 minutos de encuentro, un jarro de agua fría.

El conjunto gallego ha encajado 49 goles en los 37 partidos que se han disputado esta temporada en la segunda categoría y, de ellos, 19, el 38 %, llegaron en acciones a balón parado.

"El balón parado defensivo es lo que más me preocupa ahora mismo", admitió Albés tras el encuentro con el Zaragoza, en el que su equipo también vio puerta en jugadas de pizarra con sendos saques de esquina, uno cabeceado por Manu Barreiro y otro rematado por el central portugués Frederico Venancio.

Los 19 goles encajados por el Lugo en ese tipo de acciones se reparten en cuatro saques de esquina, seis faltas y nueve lanzamientos de penalti.

Al conjunto rojiblanco le quedan cinco finales por delante esta temporada y uno de los aspectos en los que debe mejorar es la defensa de esas jugadas.

El último minuto del partido con el Zaragoza fue clave, primero con un saque en largo del portero para que lo disputaran los centrocampistas, en este caso El Hacen, el robo y despeje en largo del Zaragoza desde la frontal del área propia, la falta de Juanpe Jiménez, pasado de revoluciones, y el remate de cabeza final del portero, que saltó más que Pita y Xavi Torres.

Los lucenses son penúltimos con 37 puntos en otros tantos partidos y, a pesar del mazazo que supuso la derrota con el Zaragoza, en la plantilla no han perdido la fe; al contrario, la han recuperado, según manifestaron públicamente en las ruedas de prensa posteriores al partido.

De los cinco choques que les restan, dos serán ante rivales directos: el Cartagena y el Albacete. Primero, tendrán que visitar al Sporting de Gijón. 

El balón parado, el rompecabezas del Lugo
comentarios