El rifirrafe entre Juanma Castaño y Piqué: "Es tirar mierda por tirar mierda"

El futbolista acusa al periodista de "mezclar cosas" e insiste en que "no tiene nada que ver un tema comercial con un tema de resultado en el campo"
Juanma Castaño y Gerard Piqué.TWITTER
photo_camera Juanma Castaño y Gerard Piqué.TWITTER

La rueda de prensa ofrecida por Gerard Piqué a través de su canal personal de Twitch para responder a preguntas relacionadas con los audios de una conversación entre el futbolista y el presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, ha tenido un momento de tensión cuando el periodista Juanma Castaño se dirigió a él para preguntarle sobre si es ético que un jugador de uno de los equipos de la competición se implique en el reparto de los beneficios entre los clubs.

A la pregunta de si consideraba "ético" o "moral" que un jugador proponga el reparto de dinero en derechos entre los clubes participantes en la Supercopa –había sugerido que el Real Madrid y el Barcelona se llevasen ocho millones de euros cada uno y que los otros dos participantes les correspondieres dos y uno–, al percibir un "conflicto de intereses", el futbolista respondió que le explicase cuál era ese conflicto de intereses.

En este punto, Castaño, recalcó que el hecho de que él sea un futbolista de uno de los equipos que constan en ese reparto y que la conversación haya sido con el presidente de RFEF. 

Piqué señaló entonces que las grabaciones estaban "sacadas de contexto" y que él solo estaba "ayudando" al presidente de la federación citando unas referencias monetarias dadas por el propio Rubiales, para que "para él tenga lógica". No obstante, el jugador insistió en que no ve un conflicto de intereses en ello y le pide a Castaño le diga dónde lo ve él.

El momento de mayor tensión se desencadenó tras la siguiente intervención del periodista en la que le señaló que "no se puede ser juez y parte", volviendo a la idea de que él es uno de los jugadores que disputa la competición a la vez que influye sobre una decisión económica que debe tomar la entidad organizadora de la misma y que repercute en los ingresos que percibirá cada uno de los clubes participantes.

Ante esto, Piqué se muestra incrédulo y responde que "no tiene nada que ver un tema comercial con un tema de resultado en el campo". "Yo traigo una oportunidad comercial para la RFEF", comentó el culé, quien argumentó que los árbitros no le iban a favorecer al Barcelona por ello.

Después, Castaño señala el "compadreo" entre Rubiales y él, a lo que el futbolista señala que esto se debe a su paso por la Selección Española, algo que tiene en común con "cualquiera que haya estado en la Selección" y le afea al comunicador que esté mezclando las cosas. "Es tirar mierda por tirar mierda", les espetó.

Gerard Piqué retransmitió la rueda prensa a las 0.00 horas de este martes, horas después de que El Confidencial publicase los audios en los que hablaba con Rubiales sobre el pacto de una comisión de 24 millones de euros para llevar la Supercopa a Arabia Saudí. Kosmos, empresa propiedad del central del Barcelona, intermedió para llevar las seis primeras ediciones del nuevo formato del torneo a Riad, a razón de cuatro millones de euros por cada una de ellas. 

comentarios