sábado. 23.01.2021 |
El tiempo
sábado. 23.01.2021
El tiempo

Dos ribadenses en la élite del remo juvenil español

Nerea Lago e Iker García
Nerea Lago e Iker García
Nerea Lago e Iker García, del Club de Remo de Ribadeo, acudirán a la concentración de la selección española a partir del viernes en Laias, Ourense

El remo y los estudios son los protagonistas del día a día de Nerea Lago Cobas (Ampuero, Cantabria, 2003) y de Iker García Valle (Ribadeo, 2003). Ambos pertenecen al Club de Remo de Ribadeo y han sido convocados por la federación española de esta modalidad para participar en una concentración del equipo nacional juvenil en Laias (Ourense) entre el 4 y el 13 de diciembre.

Iker y Nerea también comparten aula. Cursan 2ª de BAC en el IES Dionisio Gamallo Fierros en la villa mariñana. Son muchas horas las que pasan juntos, ya sea en clase, o entrenando, con el club de la localidad, que solo tiene cinco años de vida.

Gran parte de culpa de que ocurra este milagro, que dos remeros mariñanos estén en la elite del remo nacional a sus 17 años, está en Mauricio Monteserín, su entrenador. Olímpico en Sidney 2000, es un referente para ambos. "Sin el entrenador que tienen no llegarían donde están", aclara Miguel Balsa, presidente del club y otro de los artífices de que el remo den Ribadeo se escriba con mayúsculas.

Para Nerea será la tercera vez que acuda a una concentración de la selección nacional, pero para Iker es la primera. "Estuve dos veces con la gallega, pero con la nacional es la primera", dice Iker, que afirma que es "algo muy especial. Llevo mucho tiempo entrenando, siempre me quedo a las puertas de muchas cosas y conseguirlo es un orgullo", apunta.

Nerea ya estuvo en una concentración en diciembre de 2019 en Sevilla y en otra en Ourense, en el mismo lugar donde se celebrará la actual a partir del viernes. "Me hace muchísima ilusión. Tengo muchas ganas de estar allí, darlo todo y demostrar lo que llevo entrenando, porque es un gran logro estar en este tipo de concentraciones por tercera vez", subraya.

Me hace muchísima ilusión estar en la concentración; lo daré todo y demostraré todo lo que llevo entrenado

Los resultados de este último año son muy destacados para ambos deportistas. Iker quedó segundo en el campeonato de España en la modalidad de skiff mientras que Nerea fue cuarta en la misma prueba. "Siempre hice botes de equipo", dice Iker, "pero desde hace dos años me pasé al skiff, que es el individual", explica. Nerea siguió la misma trayectoria que su compañero de aula.

El remo es un deporte muy sacrificado que requiere muchas horas de entrenamiento. "Yo creo que es de los más sacrificados, porque son muchas horas", explica Iker. "Entrenamos todos los días entre una hora y media y dos horas", dice el remero del club mariñano. "A esto hay que añadirle el tema de sacar los botes, el mantenimiento... gastamos bastante tiempo en el remo", comenta Nerea.

Ambos coinciden que tener a Mauricio Monteserín como entrenador es muy importante en su trayectoria. "Es una suerte tenerlo como entrenador. Él fue a las olimpiadas del 2000, tiene una gran experiencia, fue uno de los mejores remeros de su época y todo su saber nos lo transmite a nosotros", dice Nerea. "Tener un entrenador así es increíble. Nosotros estamos viviendo lo que él vivió en su momento, sabe lo que hay, lo que tenemos que hacer, lo que es mejor. No pudimos tener mejor entrenador", señala Iker.

Tener un entrenador como Mauricio Monteserín es increíble. Nosotros estamos viviendo lo que él ya vivió en su momento

Uno de los problemas con los que se encuentran ambos a la hora de entrenar son las especiales condiciones que se dan en la ría de Ribadeo. Tienen que adaptar sus entrenamientos a las mareas. "Las condiciones duras que tenemos nos hicieron trabajar más, focalizarnos más en los entrenamientos", explica Nerea. "No podemos hacer muchos kilómetros en el agua, y siempre que se dan las condiciones hay que aprovecharlo. Por eso unos días entrenamos a las seis de la tarde y otros vamos sin comer, a las dos y cuarto, a la salida del instituto", añade Iker.

Uno de los mayores retos que tienen ambos deportistas es compaginar los estudios con el remo. "2º de BAC es un curso muy exigente. De momento lo llevo bastante bien, me está constando en algunas asignaturas", dice Iker, que lanza una petición. "Los profesores deberían tener en cuenta la cantidad de horas que le dedicamos al remo, porque muchos te sobrecargan a tareas y es muy difícil dar a basto", advierte, y concluye. "Algunos profesores incluso se sorprenden cuando se enteran por el periódico de lo que hacemos".

Algunos profesores incluso se sorprenden cuando se enteran por el periódico de lo que hacemos

Nerea reconoce que este curso "se me está haciendo cuesta arriba, porque es mucho temario y muchas asignaturas, pero me estoy organizando y creo que lo voy a poder sacar adelante", dice.

Cuando se habla de objetivos, los dos piensan en grande, pero sin levantar los pies del suelo. "A mí me gusta hablar a corto plazo", dice la remera del Club de Remo de Ribadeo. "No quiero pensar en cosas a largo plazo que luego no se den y me frustre. Ahora quiero ir a por todas en las concentraciones e intentar ir al Europeo de 2021, a la Copa de la Juventud y al Mundial", explica, aunque todo queda a expensas de lo que pase con la pandemia del covid-19 y si realmente se pueden celebrar estas pruebas. A Iker también le gustaría participar en estas competiciones internacional.

Dos ribadenses en la élite del remo juvenil español
comentarios