Perfil | ¿Quién es Luis Rubiales?

Apodado 'Pundonor' desde su juventud, el presidente de la RFEF, ahora en el centro de la polémica con Piqué, presume de un espíritu de "luchador" que ha tratado de mostrar tanto en el terreno de juego como en los despachos más importantes del fútbol español
El presidente de la RFEF, Luis Rubiales. CATI CLADERA (EFE)
photo_camera El presidente de la RFEF, Luis Rubiales. CATI CLADERA (EFE)

"Tenemos que hacer una federación líder en transparencia". Con estas palabras estrenó Luis Rubiales su cargo de presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), y precisamente un ejercicio de transparencia es lo que trató de desarrollar este mismo miércoles en la extraña rueda de prensa que ofreció tras el escándalo destapado por sus audios con Gerard Piqué respecto a la creación de la nueva Supercopa.

Apodado Pundonor desde sus comienzos como futbolista por su garra y esfuerzo sobre el verde, este licenciado en Derecho supo trasladar a los despachos el alma de "luchador" –de la que él mismo presume– después de colgar las botas, en una meteórica carrera que le aupó al trono de la RFEF en 2018 sustituyendo a Ángel María Villar.

TRAYECTORIA COMO JUGADOR. Aunque en la rueda de prensa de este miércoles Rubiales se definió como "un hombre normal de 44 años de Motril", lo cierto es que no nació en este municipio granadino, sino que lo hizo en Las Palmas de Gran Canaria, concretamente el 23 de agosto de 1977.

A Motril, eso sí, se trasladó pocos meses después de nacer, y allí vivió su debut como jugador en el Motril CF a la temprana edad de 14 años.

De ahí se fue a los juveniles del Valencia (1994-96) antes de iniciar un periplo que le llevó a cambiar de equipo cada temporada: Atlético de Madrid C, también llamado Amorós (1996-97), Granada 74 (1997-98), Guadix (1998-99), Mallorca B (1999-00) y Lleida (2000-01).

Posteriormente el defensa encontró cierta estabilidad al disputar dos campañas con la camiseta del Xerez (2001-03), tras lo que se produjo el aterrizaje en el Levante UD, probablemente el club que más marcó su carrera futbolística y donde acabó siendo capitán y jefe del vestuario –tal fue su vínculo con la afición granota que una de sus peñas más importantes lleva por nombre Pundonor Rubiales 17–.

Luis Rubiales, en un entrenamiento con el Levante. LEVANTE UD
Rubiales, en un entrenamiento con el Levante. LEVANTE UD

En su etapa levantinista, Rubiales ofreció una pequeña pincelada del activismo que unos años después le garantizaría el apoyo de buena parte del fútbol español. Fue en 2008, cuando encabezó la huelga del vestuario ante la situación de impagos que sufrían los jugadores granotas por esa época.

Una temporada en el Alicante (2008-09) y una breve experiencia en Escocia en las filas del Hamilton Academical (2009), en el que solo disputó un puñado de partidos, pusieron fin a una meritoria trayectoria que le llevó a jugar 298 partidos en categorías profesionales –anotando un gol–, además de probar otras divisiones como las extintas Segunda B y Tercera.

LÍDER SINDICAL. Pero su vínculo con el deporte rey no había hecho más que empezar. En el mismo año 2009 en el que abandonó definitivamente los tacos, comenzó a preparar su salto a los despachos con la creación de la plataforma EleccionesAFE.com, que contó desde el principio con una gran acogida por parte de los jugadores españoles.

Con el objetivo definido de la presidencia de la Asociación de Futbolistas Españoles (Afe), Rubiales proclamó su candidatura para los comicios, previstos para el 22 de marzo de 2010. Sin embargo, la retirada de José María Movilla unos días antes despejó el camino para que el exdefensor cumpliese con su meta.

Ya como líder de la Afe, el motrileño lideró la famosa huelga de futbolistas de la temporada 2011/2012, la quinta de la historia del fútbol español, a causa de impago de 50 millones por parte de LaLiga. En esa ocasión, Rubiales contó con el apoyo de los rostros más visibles de la Selección, como Iker Casillas o Xavi Hernández, lo que puso totalmente en jaque a la patronal, encabezada en aquel momento por José Luis Astiazarán.

Luis Rubiales, como presidente de la Afe, encabezó la huelga de futbolistas de 2015. VÍCTOR LERENA (EFE)
Como presidente de la Afe, encabezó varias 'revueltas', como la de 2015. VÍCTOR LERENA (EFE)

Pero no fue el único pulso que el actual presidente de la RFEF le echó a LaLiga, pues pocos años después volvió a dejar en el aire la competición por otro conflicto con la asociación que ya presidía por entonces Javier Tebas –el sucesor de Astiazarán–, quien todavía sigue en el cargo.

RFEF. Su buen hacer en el sindicato de futbolistas hizo que Rubiales se permitiese aspirar a cotas más altas, y el 21 de diciembre de 2017 se le abrieron todas las puertas. Ese día, el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) destituyó al todopoderoso Ángel María Villar, presidente de la RFEF desde 1988, al considerar probada su falta de neutralidad en unas elecciones celebradas solo unos meses antes (22 de mayo de 2017).

El ente federativo necesitaba abrir las ventanas después de los casi 30 años de Villar al frente y Rubiales decidió que era su momento. Así, el 18 de mayo de 2018, Pundonor culminaba su vertiginoso ascenso en los despachos futboleros al ser problamado presidente de la RFEF con el respaldo de 80 votos de los 137 emitidos frente a los 56 del otro candidato, Juan Luis Larrea, y una única papeleta en blanco.

"Tengo que dar gracias a todos los estamentos del fútbol, clubes, futbolistas, entrenadores, árbitros, presidente territoriales, gracias. Independientemente de que hayáis pensado que mi opción era mejor o lo era la de Juan Luis, todo tendréis lugar. Voy a hacer una federación para todos, en la que todos tengan cabida", expresó Rubiales tras confirmarse el resultado de las elecciones, un discurso que ahora choca con las acusaciones de partidismo por su vínculo –personal y profesional– con Piqué.

comentarios