Arsenio Iglesias ya tiene calle en A Coruña, cerca de las tardes de gloria

Arsenio Iglesias fue entrenador del mejor Superdepor de Bebeto, Mauro Silva y Fran, toda una leyenda en el club blanquiazul
La viuda de Arsenio Iglesias, Carmen Vázquez, descubre la placa de la travesía que lleva el nombre de su difunto esposo. CABALAR (Efe)
photo_camera La viuda de Arsenio Iglesias, Carmen Vázquez, descubre la placa de la travesía que lleva el nombre de su difunto esposo. CABALAR (Efe)

A Coruña ha homenajeado este jueves al que fue entrenador del Deportivo, Arsenio Iglesias, fallecido hace casi un año, y ha puesto su nombre a una calle junto a la torre de Marathón del estadio de Riazor.

En un acto muy emotivo en el que ha estado presente la familia del arteixán, quien también fue técnico del Real Madrid, se descubrió una placa de la Travesía Arsenio Iglesias.

"El sentimiento de gratitud va más allá de los honores concedidos", ha indicado su hijo, Antonio Iglesias, quien recordó que el Ayuntamiento de A Coruña también nombró a su padre hijo adoptivo de la ciudad y puso su nombre a los campos de fútbol de A Torre.

 

También ha puesto su granito de arena en este acto Carlos Ballesta, miembro del Consejo de Administración del Deportivo y segundo entrenador junto a Arsenio, quien ha recordado a su amigo como "una leyenda, un guía para siempre".

"Fue la persona más influyente que tuvo el Deportivo, Arsenio sigue siempre con nosotros", ha añadido Ballesta.

Antonio Iglesias, que ha querido señalar la "parte humana" de la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, quien ha "acompañado y arropado" a la familia de Arsenio "en los momentos complicados", ha señalado que la ubicación de esta calle "es un acierto".

Arsenio Iglesias. CABALAR
Arsenio Iglesias. CABALAR

 

"Está al lado del estadio y al lado de la torre y la grada de Marathón, donde estaban, están y estarán a quienes nuestro padre denominaba nenos descamisados", ha dicho Antonio Iglesias sobre los Riazor Blues.

Visiblemente emocionado, el hijo del homenajeado ha rescatado una conversación con Mauro Silva en la que este le dijo que "si no fuese" por Arsenio "Bebeto no hubiera durado más de un año" en A Coruña y también ha tenido palabras de cariño y agradecimiento para su madre.

"No hay Dépor sin Arsenio y no se puede entender A Coruña y Galicia sin Arsenio, sin contar con su sabiduría, con su retranca, con su capacidad en el fútbol y en la vida, sin su orden y talento", ha resumido Inés Rey sobre el entrenador que llevó al conjunto coruñés a ganar la Copa del Rey en 1995. 

Comentarios