martes. 29.09.2020 |
El tiempo
martes. 29.09.2020
El tiempo

"Interpretar a Shakespeare impone; todos tenemos un poco de Ricardo III dentro"

Alejandro Jato. VANESSA RÁBADE
Alejandro Jato. VANESSA RÁBADE
Se enamoró de la interpretación con 11 años gracias a su madre y desde entonces no se ha bajado de los escenarios. El joven Alejandro Jato, conocido por su papel en la serie Servir y proteger, llevará hoy a las 20.30 horas al Auditorio Gustavo Freire la obra Ricardo III, una actuación "muy especial" por ser en Lugo, la ciudad de su abuela y su progenitora

MADRE lucense, padre ourensano y él nacido en Vigo, el actor Alejandro Jato (1994) es un gallego orgulloso al 100% aunque vive desde hace años en Madrid. Reconoce que lleva especialmente a Lugo en el corazón pues fue donde pasó su infancia y ahora siempre que puede regresa para visitar a su abuela. Reconocido por su papel en la exitosa serie de TVE ‘Servir y proteger’ señala que la interpretación es su pasión. Ahora llega emocionado a la ciudad de la muralla para representar ‘Ricardo III’, una obra del mismísimo Shakespeare.

Está de gira con Ricardo III, la adaptación de la obra de Shakespeare. ¿Qué se encontrarán los espectadores?

Es una función sobre el poder, la ambición desmesurada, lo que el ser humano está dispuesto a hacer para llegar a donde quiere y la soledad del viaje de una persona que está obsesionada con ascender pisando a los que le rodean. Todo enfocado desde un punto de vista de humor y comedia. En esta versión de la obra que hacen Miguel del Arco y Antonio Rojano han modernizado el clásico adaptándolo a hoy en día, aunque tampoco hizo falta tocar mucho porque desgraciadamente las circunstancias que se cuentan en la obra no distan mucho del panorama actual. Ricardo III es un líder como estamos viendo muchos en el panorama político de hoy en día, tales como Boris Johnson, Donald Trump o la ultraderacha española donde a base del populismo puro y duro y el carisma desmesurado atraen a las masas.

"En la obra interpreto a siete personajes distintos. Es como una yincana, pero me lo paso genial"

¿Shakespeare impone?

De primeras sí, pero la compañía ha intentado acercarlo a la época actual y viendo que hay muchas similitudes con la situación política y humana de hoy en día ha sido fácil. Podríamos decir que todos tenemos un poco de Ricardo III dentro. Todos en algún momento nos hemos comportado de manera similar a como son nuestros personajes y nos hemos acercado al texto desde nuestra propia experiencia con gran respeto y humildad, perdiendo el miedo inicial.

Interpreta a varios personajes, con muchos cambios de vestuario... ¿Es una especie de maratón actoral?

(Risas) Sí, claro. Excepto el personaje principal, todos hacemos un poco de todo. Yo concretamente interpreto a siete personajes totalmente distintos y estoy constantemente cambiándome de vestuario. Es una locura total, pero me lo paso genial. Es como una especie de yincana, no te da tiempo a pensar y eso para un actor es lo mejor que le puede pasar.

"Cuando era niño pasé en Lugo casi todos los domingo en la casa de mi abuela. Tengo muchos recuerdos de esta ciudad"

Va a actuar en Lugo, tierra de su madre y su abuela. ¿Emocionado?

Mucho, me hace una gran ilusión venir a Lugo por mis raíces. Tener la oportunidad de traer esta función a esta ciudad es realmente maravilloso. Tengo recuerdos muy especiales en tierras lucenses porque está la casa de mi abuela, a donde íbamos casi todos los domingos cuando era niño y ahora siempre que puedo me escapo para visitarla. En televisión le hemos visto como el agente Toni Ríos en Servir y proteger.

¿En qué estado se encuentra? ¿Habrá más temporadas?

Esta semana acabará la cuarta temporada con un final súper potente que sorprenderá al público. Y ya el lunes se empezará a emitir la quinta temporada con nuevas incorporaciones y tramas. Estoy gratamente sorprendido del éxito de esta serie, la gente es muy fiel y la disfruta al máximo. Como es diaria el público la asocia a parte de su vida y a su sobremesa.

Su vocación como actor le viene de familia.

La verdad es que sí. Tenía un tíoabuelo con un café-teatro en Cuba, tengo una prima actriz... pero mi gran pasión por la interpretación me viene gracias a mi madre. Ella estudió en el colegio Josefinas de Lugo e hizo representaciones teatrales. De hecho, quiso ser actriz en su momento, aunque finalmente tomó otro camino. Siendo yo niño me contaba sus experiencias en este mundo e incluso tenemos guardada una reseña de El Progreso de cuando hizo sus pinitos en el teatro (se ríe). El caso es que el día que cumplí 11 años le pedí que fuéramos al teatro García Barbón de Vigo a ver una obra que se llamaba ‘Carnaval’. Fue un flechazo total y le dije: ‘Mamá, yo quiero hacer esto’. Al día siguiente ya me estaba apuntando a una escuela de teatro. Después me fui a estudiar a Madrid y me metí profesionalmente en el mundo de la interpretación en el año 2016. Y hasta hoy no he parado. La verdad es que me considero todo un afortunado.

Aparte de intérprete y actor es músico, bailarín e incluso formó parte de una banda. ¿Sigue cultivando su faceta como músico?

(Risas) Era una banda entre amigos cuando era un adolescente pero no fue a más, se quedó ahí. Sigo teniendo la guitarra, pero actualmente no tengo mucho tiempo para tocarla. Es una afición que me gusta practicar en la intimidad de mi casa. Es cierto que en algún espectáculo si que tuve que cantar, pero no es algo a lo que quiera dedicarme. Solo ‘cacharreo’ para pasar el tiempo (se ríe).

"Interpretar a Shakespeare impone; todos tenemos un poco de Ricardo...
comentarios