Acuerdo "histórico" para el alquiler de la colección de Carmen Thyssen

El Estado pagará a la baronesa 6,5 millones de euros anuales durante 15 años ► La aristócrata podrá vender tres obras, pero no el 'Mata Mua'
Carmen Thyssen, Miquel Iceta y Borja Thyssen, este miércoles ante el 'Mata Mua'. EFE
photo_camera Carmen Thyssen, Miquel Iceta y Borja Thyssen, este miércoles ante el 'Mata Mua'. EFE

Carmen Thyssen y el Gobierno firmaron este miércoles, por fin, el acuerdo para que la colección de la aristócrata permanezca en España. El documento, fruto de años de negociaciones, incluye el alquiler de 330 obras por 6,5 millones de euros anuales durante 15 años y otras ventajosas condiciones. 

"Es un día muy bueno. Un día maravilloso, histórico. ¡Por fin! Estoy muy emocionada, sigo emocionada", dijo la baronesa, con lágrimas en los ojos. Su ilusión, declaró, era que las dos colecciones (la suya y la de su marido) "estuvieran juntas", y desde este miércoles así continuarán, por lo menos los 15 años que dura el acuerdo. 

Desde este viernes, el público podrá ver las nuevas salas de la Colección Carmen Thyssen, ubicadas ahora en la planta baja del museo, con acceso directo desde el hall principal, donde se han colgado 170 de las 330 obras incluidas del acuerdo. 

Una de las salas del Museo Thyssen. EFE
Una de las salas del Museo Thyssen. EFE

La emoción de la baronesa era "sobre todo por mi marido. Fue muy difícil que tuviera este museo maravilloso, ocho años luchando para conseguir que su colección estuviese libre de los herederos y estuviese aquí. Gracias a todos". 

La firma de alquiler pone punto y final a un proceso que se inicio en 1999 con la llegada de su colección a España

Además, reconoció que "ha disfrutado mucho" junto con el director artístico del Museo Thyssen- Bornemisza, Guillermo Solana, "colocando la colección", al tiempo que subrayó que "aún quedan cuadros que no han entrado en estas salas", ahora repintadas en color siena para decorar las estancias. 

"Un coleccionista nunca deja de coleccionar, cuando puede y no es fácil", añadió Carmen Thyssen al ser preguntada sobre las nuevas obras de su colección, de la que avanzó "hay un poco más de impresionismo". 

"Mi hijo también ha puesto obras. Borja también es coleccionista desde que tenía un año, ha estado muy preparado con un museo que se abría al público cada 6 meses al año", recordó. 

Borja Thyssen definió el proceso de negociación y acuerdo como "un largo camino, con muchas dificultades, mentiría si no fuera cierto". Recordó a la figura de su padre, que le "enseñó a amar el arte y también a compartirlo". "Sé que mi padre desde el cielo estaría contento", agregó. 

La colección estuvo 21 años cedida de manera gratuita, al principio solo por un periodo de diez años, pero la falta de acuerdo y los numerosos estancamientos de las negociaciones han ralentizado el proceso. Once ministros pasaron por el cargo durante el proceso. 

"Un día importante y emocionante". Así lo definía el ministro de Cultura, Miquel Iceta. "Estamos celebrando una vida dedicada a acumular obras de arte para ponerlas a disposición de la gente". 

El contrato inicial de cesión por la Colección Carmen Thyssen incluía casi 800 obras, pero con los años disminuyó sensiblemente. La aristócrata fue abriendo otros museos (Málaga y Andorra, y en 2023 lo hará en Sant Feliu de Guíxols) y vendió grandes obras como La esclusa de John Constable. 

La colección está valorada en 1.703 millones de euros en el contrato

El seguro de la última prórroga —publicado en el BOE el año pasado— incluía 425 obras, el acuerdo firmado ahora lo reduce a 330. El trato es ventajoso: 6,5 millones de euros anuales durante 15 años, podrá prestar 20 obras para otras exposiciones y vender un máximo de tres obras, aunque ninguna de ellas podrá ser el Mata Mua

La obra de Gauguin ocupa un lugar especial en el recorrido. Su salida de España junto a otros tres cuadros en pleno confinamiento abrió una de las crisis más graves de todo el proceso de negociación, que este miércoles, por fin, tuvo un final feliz para la baronesa. 

LA COLECCIÓN. La colección está valorada en 1.703.796.510 euros en el contrato. El Mata Mua es la obra más preciada con 250 millones de euros de estimación. Los seguros y el mantenimiento de todos los cuadros corren a cargo del Estado, aunque la baronesa, que firmó el acuerdo con una mascarilla con la imagen del Mata Mua, cede los derechos de merchandising de las obras. 

La Colección Carmen Thyssen es distinta a la que su marido vendió al Gobierno en los noventa. 

El núcleo principal de la colección es la pintura holandesa del siglo XVII, el vedutismo del siglo XVIII, el paisajismo naturalista del XIX, el impresionismo, el postimpresionismo y las primeras vanguardias del siglo XX. 

Los nombres más destacados son Picasso, Van Gogh, Matisse, Canaletto, Delaunay, Kandinsky, Gauguin o Toulouse Lautrec.