Miércoles. 19.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 19.09.2018
El tiempo

Todo lo que debes saber sobre el carnet de manipulador de alimentos

Manipulador de alimentos
Manipulador de alimentos

El concepto manipulador de alimentos hace referencia a toda persona que, debido a su actividad laboral, está en contacto directo con los alimentos (en la restauración, supermercados, empresas de seguridad alimentaria, carnicerías, pescaderías, fruterías, etc.) en algunas de las etapas por la que este pasa hasta que es consumido. Estas incluyen la preparación, fabricación, transformación, elaboración, envasado, almacenamiento, transporte, distribución, venta, suministro y finalmente, su servicio. En locales como restaurantes, hoteles y cafeterías los cocineros y sus ayudantes deben contar con él, también los camareros e incluso, los cajeros. A su vez repartidores, distribuidores y transportistas no se escapan de esta necesidad para poder ejercer su trabajo.

Debido a que todo aquel que esté en contacto con el alimento, de una manera o de otra puede influir en él, surge la necesidad de crear este carnet para poder demostrar a la población que la persona que lo posee está completamente capacitada y autorizada para trabajar de forma directa con los alimentos y, de esta manera, se puede estar completamente seguro del excelente estado en el que se encuentran los alimentos que terminamos por consumir.

En nuestro país, las empresas alimentarias tienen la obligación de garantizar tanto la supervisión como la formación a los manipuladores de productos alimenticios en temas de higiene alimentaria y en las visitas de control oficial que reciben deben mostrar los certificados de todos los trabajadores cuya actividad implique la manipulación de alimentos.

Si te encuentras en la situación de necesitar este tipo de carnet, en esta web encontrarás a tu disposición toda la información necesaria para conseguirlo mediante un curso homologado impartido por formadores con experiencia y cualificados.

Vigencia del carnet

Hasta el año 2000, la caducidad del carnet de manipulador era a los 4 años de su expedición. Para su obtención, los manipuladores de alimentos recibían un curso presencial en aulas de los Centros de Salud y otros organismos públicos y era obligatorio que se realizaran un reconocimiento médico. A día de hoy, ese reconocimiento ya no es necesario y el carnet no tiene caducidad, pero si es que es recomendable su renovación cada cierto tiempo porque la normativa va cambiando y es la única manera de estar seguros de cumplir con ella en todo momento. Por tanto, pese a no ser obligatoria su renovación, se aconseja continuar con la antigua renovación cada 4 años para tener un certificado válido, legal y útil en todo momento.

Vestimenta y aseo personal

Cualquier persona que trabaja estando en contacto con los alimentos tiene que tener los conocimientos necesarios para llevar a cabo unas correctas prácticas de manipulación, así como cumplir ciertas normas de higiene, de actitud y de comportamiento. Uno de los aspectos fundamentales a tener en cuenta es el vestuario que se utiliza, un tema del que casi nunca se habla cuando se trata el tema de la seguridad alimentaria.

Esto es importante porque la ropa puede ser (y, de hecho, lo es) una fuente de contaminación de alimentos al poder contener microbios y tierra que procedan de nuestras actividades diarias. El tipo de prendas que se utilicen pueden ser distintas en función del tipo de manipulación, pero hay unos objetos que no pueden faltar y tienen que ser comunes. Estos son: una gorra, que cubra el pelo y evite que se caiga; una mascarilla, que tape la nariz y la boca (para evitar toser o estornudar encima de los alimentos); un delantal de plástico; guantes limpios, aunque eso no significa que las manos tengan que estar siempre limpias; y un calzado de seguridad y que sea exclusivo

Es muy importante que la ropa usada en la manipulación de alimentos sea de uso exclusivo para esta tarea y que se emplee únicamente en el área de trabajo, para que no sea utilizada en tareas distintas. En general existen unas directrices que se deben seguir para el vestuario:

- Para ver fácilmente si la ropa está limpia o no, preferiblemente tiene que ser de color blanco o en su defecto, de colores claros y a ser posible, sin bolsillos.

- Debe cambiarse a diario si es posible. Las prendas sucias pueden ser portadoras de gérmenes que aceleran la alteración de los alimentos o causar contaminaciones al consumidor.

- Que sea cómoda, ligera y amplia para el manipulador.

- Se debe usar un calzado de fácil limpieza y desinfección, con una suela antideslizante para evitar resbalones. Debe desinfectarse cada vez que se entra en el área de manipulación de alimentos.

El manipulador de alimentos deberá informar en todo momento si sufre una enfermedad de transmisión alimentaria, infección cutánea o diarrea que pueda causar la contaminación de los alimentos (directa o indirectamente) para que se valore si la persona debe ausentarse temporalmente de su puesto de trabajo.

Todo lo que debes saber sobre el carnet de manipulador de alimentos
Comentarios