La pintura ayuda a los residentes de Albertia a ejercitar cuerpo y mente

Pintar contribuye al bienestar físico y emocional de las personas y forma parte de las propuestas lúdicas habituales de la residencia y el centro de día
Pintura en Albertia
photo_camera Pintura en Albertia

P INTAR ofrece múltiples beneficios para el bienestar físico, mental y emocional de las personas. Por este motivo, en la residencia y centro de día Albertia de Lugo se organizan sesiones de pintura en las que los participantes dejan volar su imaginación. Con el objetivo común de mejorar la calidad de vida de los residentes, el equipo de Albertia propone actividades diversas para ejercitar y optimizar sus capacidades. El aspecto lúdico es fundamental para la buena aceptación de las propuestas.

En la sesión de pintura realizada en días pasados, los participantes colorearon a su gusto diferentes diseños. Este ejercicio requiere concentración, paciencia, perseverancia y habilidades motrices. Asimismo, el trabajo realizado con éxito contribuye a incrementar la autoestima.

El acto de pintar requiere la implicación de todo el cerebro, pues requiere estimulación de los dos hemisferios. Es necesario el funcionamiento del lado lógico y racional, pero también el área que gestiona la creatividad y las emociones.

En definitiva, pintar es una forma de hacer gimnasia mental, pues la cabeza se activa, pero al mismo tiempo se descongestiona y se evade a nivel emocional. La pintura contribuye a reducir el estrés y la ansiedad de quien la practica.