La importancia de renovar el carnet de conducir y las multas por no hacerlo

Una mujer al volante de un coche. EP

Son muchos los españoles que cuentan con el carnet de conducir para poder llevar un vehículo. Si bien, el permiso es uno de los elementos más importantes, ya que de no llevarlo o tenerlo caducado, entonces no se podrá conducir nada sabiendo que, si las autoridades competentes lo detectan, es considerado una infracción y conlleva diversas multas.

Es evidente que, para poder conducir un vehículo, es obligatorio sacarse el permiso que corresponda, sabiendo que lo normal en España es que los usuarios tengan el carnet de conducir tipo B. En cualquier caso, llega un momento que este permiso caduca y es entonces cuando los usuarios también tienen la obligación de renovarlo si quieren poder seguir cogiendo un vehículo. 

Hay que decir que, para renovar el carnet de conducir, no hace falta ir a la DGT, puesto que en la actualidad existen centros médicos y sanitarios habilitados para llevar a cabo las pruebas correspondientes. Es muy importante que cada usuario tenga controlada la fecha en la que se le caduca el permiso, ya que el periodo de vigencia no es el mismo para todo el mundo, este puede variar en función de la edad o incluso de si se padece alguna enfermedad, entre otras cosas. 

¿Cuáles son las pruebas habituales que se realizan?

En el caso de tener que renovar el carnet de conducir, es importante saber dónde acudir y los tipos de pruebas a las que hay que someterse. En este sentido, hay que decir que lo normal es que un reconocimiento de estas características no dure más de media hora, siendo lo aconsejable que se evalúe tanto la parte física como la psicológica y de esta manera garantizar que el usuario está en perfectas condiciones para conducir un vehículo. 

Entre las pruebas más usuales de un reconocimiento médico está la de aptitud visual, donde el usuario debe leer letras de diferentes tamaños y así reconoce cuál es cada una. Otra de las pruebas es de capacidad auditiva, donde el usuario debe meterse en una cabina insonorizada y con unos auriculares, debe ir escuchando diferentes frecuencias de sonido y avisar al especialista cuando las vaya detectando. 

También es habitual realizar pruebas de equilibrio, como andar en línea recta o con un solo pie. De igual modo, hay que hacer las pruebas de reflejos que son esenciales para conocer cómo está el sistema locomotor, o lo que es lo mismo, la fuerza, la articulación o la coordinación.

Además de las mencionadas, las otras pruebas son para el sistema respiratorio y cardiovascular y el test de coordinación bimanual, una especie de videojuego con dos mandos que tiene forma de T y donde el usuario debe conseguir que un punto rojo vaya por el camino indicado. 

¿Cuáles son las sanciones por circular con el carnet caducado?

Tal y como se ha mencionado anteriormente, en España es obligatorio tener el permiso para poder conducir cualquier tipo de vehículo y además, el usuario siempre debe llevarlo consigo en el caso de que sepa que va a conducir. En este sentido hay que decir que no llevar el carnet supone una multa de 100 euros y si se lleva con datos erróneos, entonces la multa es de 80 euros. 

Por su parte, si se circula con el carnet caducado, cosa que está totalmente prohibida, la multa es de 200 euros, ya que se entiende que esta actitud es un delito y puede incluso castigarse con penas de prisión de entre 3 y 6 meses, multas de entre 12 y 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad de entre 31 y 90 días. 

Es muy importante tener en cuenta que se prohíbe conducir con el carnet caducado desde el primer momento en el que caduca y que, para evitar multas, es recomendable pedir cita para la renovación cuanto antes.