Estudiar la FP de integración social es una manera de contribuir a una sociedad mejor

Dividida en dos cursos, clases presenciales, incluyendo prácticas inmersivas y un trabajo fin de grado de enorme nivel, los centros MEDAC son ideales para estudiar integración social con éxito
FP reunión

Hablar de la Formación Profesional en su modalidad de Integración Social es hacerlo de un campo que se enmarca dentro de los Servicios Socioculturales. Por tanto, el Grado Superior, que acredita un técnico superior según el baremo oficial del Ministerio de Educación, es un título oficial. Una vez certificado, ayuda a los profesionales a ser la herramienta perfecta para la promoción de la inclusión de aquellas personas que, por sus circunstancias, presentan más dificultades y riesgo de exclusión en la sociedad.

Son muchas las áreas en la que la integración social hace su labor y genera una base real y efectiva para que los individuos se desarrollen en igualdad y equidad. Por tanto, se puede decir que es una disciplina que engloba una serie de servicios como es el de la atención a la diversidad o el impulso de la igualdad de género. Al mismo tiempo, realiza una labor indiscutible en favorecer la inclusión de personas con discapacidad luchando contra la exclusión social y, sobre todo, intentando afianzar el acceso a recursos que les permitan una vida, lo más autónoma y digna posible.

Por todo lo anterior, el hecho de matricularse en el Grado Superior Integracion Social lleva aparejado un interés personal del alumno sobre su papel en la sociedad y, sobre todo, servir de palanca para el impulso de una sociedad más justa y equilibrada. Durante los dos años que dura la formación el alumnado saldrá preparado para facilitar a sus usuarios toda la logística y fórmulas que le permitan una independencia máxima como ser social. Al mismo tiempo, se adquieren destrezas para prestar un apoyo psicosocial que servirá a los individuos que son víctimas de exclusión para poder integrarse con más efectividad en la comunidad.

Elegir un centro: MEDAC y sus servicios de vanguardia

La primera elección ya está tomada. El estudiante se ha decantado por estudiar el Grado Superior de Integración Social, sin embargo, ahora llega la segunda gran pregunta, ¿dónde matricularse? Pues bien, aquí la respuesta también debería ser sencilla. En un centro que aúne un profesorado altamente cualificado, que ofrezca unas instalaciones donde se puedan desarrollar las clases con la máxima integración de las nuevas tecnologías y la vanguardia; en una entidad que tenga definido su modelo formativo enfocado, en esencia, a la práctica y, sobre todo, en un centro que permita elevar el porcentaje de empleabilidad una vez acaben los estudios. Atendiendo a todas estas cuestiones, MEDAC es el centro que reúne todas esas características y, por ende, se convierte en uno de los preferidos por la comunidad de estudiantes. 

Hablando, en concreto, del Grado Superior de Integración social se ha dicho que se divide en dos cursos. A continuación, se van a exponer qué módulos componen cada uno de esos cursos: 

En el primer curso el alumno se matricula en seis módulos que se dividen de la siguiente forma: contexto de la intervención social, inserción sociolaboral, mediación comunitaria, promoción de la autonomía personal, metodología de la intervención social y formación y orientación laboral, este último es común en todas la FP. 

Durante el segundo año, son nueve los módulos en total, pero dentro de ellos estará el dedicado a las prácticas en empresa y el proyecto de integración social. El resto de módulos son: habilidades sociales, primeros auxilios, atención a las unidades de convivencia, apoyo a la intervención educativa, sistemas aumentativos y alternativos de comunicación, empresa e iniciativa emprendedora y lengua extranjera profesional. 

¿Cuándo empiezan las clases?

En los centros de formación de MEDAC las clases empiezan en el mes de septiembre y, en el caso del Grado Superior de Integración Social se realizan en un total de 2.000 horas. Las clases son presenciales, entendiendo que es la mejor fórmula de integración del alumnado con la teoría, la práctica y los docentes. 

Por último, destacar dos cuestiones. Por una parte, que al ser una titulación oficial y homologada por el Ministerio de Educación los alumnos pueden solicitar las becas y ayudas de estudio. Además, MEDAC también da facilidades y aplazamientos de pago de sus matrículas. Por otro lado, gracias a la enorme colaboración de la entidad con un gran número de empresas y firmas el nivel de empleabilidad tras la formación es muy elevado, de ahí que para el alumno suponga una magnífica decisión decantarse por la formación en estos centros de alta calidad.