jueves. 06.08.2020 |
El tiempo
jueves. 06.08.2020
El tiempo

Qué dice la normativa vigente actual sobre la revisión y el mantenimiento de un ascensor

ascensor
ascensor

Un ascensor es una herramienta eficiente y altamente preparada para afrontar cualquier imprevisto. Sin embargo, tanto por nuestra seguridad como porque así lo establece la ley, requiere de un mantenimiento y una serie de revisiones periódicas. Los ascensores en Madrid y en cualquier lugar de España poseen una normativa que en muchas ocasiones no se suele conocer.

El mantenimiento de un ascensor no solo resulta fundamental para la seguridad de los usuarios. También es un buen motivo para ahorrar, ya que de esta manera se evitan averías que a la larga pueden ser muy costosas o difíciles de arreglar. No obstante, hay una legislación detrás que también obliga a la revisión y el mantenimiento periódico de cualquier ascensor.

En España, la normativa sobre revisiones y mantenimiento de ascensores queda regulada a partir de la Instrucción Técnica Complementaria AEM 1 “Ascensores” del Reglamento de aparatos de elevación y manutención, recogida en el Real Decreto 88/2013 de 8 de febrero.

En dicho documento se contempla que será el propietario o arrendatario del ascensor quien tenga la obligación de contratar a una empresa para que lo mantenga en buenas condiciones. Cada ascensor debe someterse a inspecciones reglamentarias periódicas realizadas por un Organismo de Control Autorizado (OCA).

La revisión e inspección actual de ascensores según normativa legal vigente

Hasta hace unos años todos los ascensores debían revisarse mensualmente. Sin embargo, poco a poco las normativas han ido ajustándose a la modernidad de estos aparatos. Las revisiones se llevarán a cabo dependiendo del tipo de ascensor o el tipo de instalación con el que nos encontremos.

En este sentido, la normativa actual establece los siguientes criterios obligatorios para las revisiones:

- Los ascensores de viviendas unifamiliares y con una velocidad no superior a 0,15 metros por segundo deberán revisarse cada cuatro meses

- Los ascensores instalados en edificios comunitarios de uso residencial de hasta seis paradas y los ascensores instalados en edificios de uso público de hasta cuatro paradas que tengan una antigüedad inferior a veinte deberán revisarse cada seis semanas

- El resto de ascensores que no se encuentren dentro de los dos criterios anteriores se revisarán cada mes

Por su parte, la normativa en materia de inspección de ascensores también lo deja muy claro:

- Los ascensores instalados en edificios de uso industrial y lugares de pública concurrencia deberán pasar una inspección cada dos años

- Los ascensores instalados en edificios de más de veinte viviendas o con más de cuatro plantas servidas pasarán una inspección cada cuatro años

- El resto de ascensores no catalogados en los dos criterios anteriores tendrán una inspección cada seis años

Hay que señalar que los ascensores legalizados a partir del 31 de agosto del 2017 deben cumplir una nueva normativa establecida en la norma EN81-20 y la norma EN81-50. Estas normas incluyen nuevas mejoras para la seguridad y la comodidad de los pasajeros y el personal del mantenimiento. Los ascensores anteriores a esta fecha se regirán por la normativa que ya vienen siguiendo.

El mantenimiento de un ascensor

Los ascensores en Madrid y en cualquier punto de España deben contar de manera obligatoria con un servicio de mantenimiento oficial. No solo por la máxima seguridad de los usuarios, sino también porque un óptimo mantenimiento prolonga la vida útil del ascensor y reduce los costes en arreglos y otros desperfectos.

Los técnicos autorizados de mantenimiento deben seguir una serie de pasos para el buen funcionamiento del ascensor. Por lo general, en cada visita de estos profesionales se deben llevar a cabo los siguientes trabajos de mantenimiento:

- Chequeo del ascensor: revisión de los mecanismos y dispositivos de la cabina y la alarma, comprobar la apertura y el cierre de las puertas de la cabina, garantizar que la señalización está en buen estado, verificar la nivelación de la cabina y comprobar que el ascensor arranca y se detiene de forma óptima

- Limpieza de la maquinaria (engrase y lubricado)

- Regulación y ajuste de los mecanismos, dispositivos y piezas del ascensor si fuera necesario

- Cambio de piezas si se aprecia un desgaste o alguna rotura

El precio del mantenimiento de un ascensor puede depender de varios factores: el tipo de edificio y ascensor, el número de ascensores, si estos cuentan o no con línea telefónica, los servicios de mantenimiento contratados, etc.

Es evidente que cuantas más revisiones anuales se realicen, más caro saldrá el mantenimiento del ascensor. Al mismo tiempo, es muy probable que la antigüedad del ascensor también posibilite un mayor número de revisiones y reparaciones, lo que encarecería el precio.

En resumen, y como acabamos de ver, todos los ascensores requieren de un mantenimiento óptimo. No solo por la seguridad de los usuarios, sino también por otros muchos factores a tener en cuenta. Sin olvidarnos, por supuesto, de que así lo establece la normativa vigente actual.

Qué dice la normativa vigente actual sobre la revisión y el...
comentarios