Domingo. 23.09.2018 |
El tiempo
Domingo. 23.09.2018
El tiempo

Consejos para comprar un coche y mantenerlo en buen estado

Coche
Coche

Son muchas las personas que afirman que sus respectivas vidas comenzaron a cambiar a raíz de que al fin dispusieron de un coche tras sacarse el carnet. Y no es para menos, puesto que la autonomía que brinda es impagable, amén de la comodidad independientemente de si los desplazamientos son de mayor o menor distancia.

Si tú también quieres empezar a gozar de las innumerables ventajas que aportan los automóviles o si ya cuentas con uno y pretendes sustituirlo por diversos motivos no dudes en poner en práctica las siguientes recomendaciones con las que no solamente acertarás de lleno en la compra del modelo en cuestión, sino que también le proporcionarás un mantenimiento adecuado.

 

Valorar las múltiples posibilidades que ofrece el mercado de la segunda mano

Innegablemente comprar un vehículo recién salido del concesionario aporta una serie de beneficios, aunque hoy en día pocos individuos pueden permitirse tal lujo. Por el contrario, el mercado de ocasión da pie a que sea posible incluso optar por coches de alta gama como los Mercedes segunda mano sin que el bolsillo se resienta gravemente.

Los precios llegan a ser muy atractivos, especialmente si te decantas por unidades con una considerable cantidad de kilómetros a sus espaldas, aunque es altamente recomendable pagar el pequeño sobreprecio que exigen algunas empresas que comercializan con automóviles de ocasión con tal de disponer de una garantía.

Y es que sea cual sea el kilometraje del coche que pretendes comprar se trata de un conjunto de elementos que pueden fallar, resultando esencial contar con un mínimo periodo de garantía. Conviene destacar el hecho de que el mismo varía generalmente en función de la antigüedad del modelo.

Por otra parte, si quieres pagar lo mínimo posible y prefieres recurrir al mercado entre particulares es de vital importancia que, al llevar a cabo la adquisición, se efectúe el correspondiente contrato de ausencia de vicios ocultos. De esta manera el vendedor te asegura que su automóvil no presentará, durante un tiempo medio de seis meses, ninguna anomalía de la que él sea conocedor y pretenda ocultarla para deshacerse cuanto antes del vehículo afectado.

 

Cómo mantener el coche adquirido en un estado óptimo

Es inevitable preguntarse por qué muchos automóviles de particulares pecan de estar en un estado que deja bastante que desear y, por el contrario, los que son conducidos diariamente por personas que incluso nunca antes han manejado el modelo en cuestión sí gozan de una óptima condición. Así lo demuestran por ejemplo las unidades de las que disponen las agencias de alquiler de coches en Bruselas que en términos mecánicos presumen de estar perfectamente.

Este tipo de negocios son plenamente conscientes de la importancia que tiene el hecho de dotar a sus vehículos de un buen mantenimiento, por lo que no dudan en llevarlos al taller ante la más mínima sospecha de que algo podría funcionar mejor: embrague que al ser pisado resbala irremediablemente, escape de humos excesivo, etcétera.

En los conductores es habitual evitar al máximo las visitas a los talleres con el objetivo de ahorrar económicamente, aspecto que en muchas ocasiones se acaba traduciendo en un desembolso considerablemente mayor respecto al que hubiera acarreado actuar cuanto antes. Así pues, si detectas alguna anomalía es fundamental que no retrases lo inevitable, empeorando así la situación.

A día de hoy cada vez más conductores se decantan por aprender labores esenciales de reparación para efectuarlas ellos mismos en el garaje de su respectiva vivienda con el notable ahorro que llega a suponer dicha acción. En caso de que tú también desees empaparte de conocimientos mecánicos y ponerlos en práctica debes saber que existen ciertas herramientas absolutamente imprescindibles, tales como las llaves de impacto con las que las tuercas presentes en los neumáticos pueden ser tratadas sin ninguna dificultad.

Más allá de las labores de reparación que tengan lugar existe la posibilidad de impedir que deban ser efectuadas prematuramente realizando una buena conducción. Por ejemplo, para mantener tu coche en un estado óptimo no aceleres repentinamente cuando el coche esté recién arrancado. A su vez, para que el motor no sufra, las marchas deben ser cambiadas al alcanzar las revoluciones por minuto adecuadas: unas 2.300 de media en los coches de gasolina, y 1.800 en los diésel.

Por último, el buen estado en el que debe permanecer un vehículo propio también hace referencia al habitáculo interior. Y es que de poco sirve que a nivel mecánico el automóvil funcione a la perfección si los ocupantes no van cómodos en él o se ven obligados a lidiar con adversidades que resultan verdaderamente molestas sobre todo en trayectos de considerable distancia.

Con tal de que los asientos y las alfombrillas, amén de otros elementos, no sufran a causa de la presencia de un cánido es aconsejable disponer de transportines para perros con los que evitarás el contacto directo proporcionándole confortabilidad tanto al animal como al resto de pasajeros, consiguiendo que el interior se preserve en el mejor estado posible

Consejos para comprar un coche y mantenerlo en buen estado
Comentarios