Miércoles. 26.09.2018 |
El tiempo
Miércoles. 26.09.2018
El tiempo

Cambia la percepción social sobre el uso medicinal del cannabis

El progreso
El progreso

El THC ralentiza el progreso del Alzheimer, ya que este activo químico del cannabis retarda la formación de placas amiloides

Son cada vez más los países de todas partes del mundo, en los que el uso medicinal del cannabis está permitido a nivel gubernamental. Lo cual es toda una conquista para aquellos enfermos que han luchado por conseguir su regulación legal, así como su venta con el fin de mejorar la salud o combatir los efectos secundarios de tratamientos como la quimioterapia. 

Poco a poco van cayendo en la sociedad los prejuicios contra el uso de esta planta. No en vano, son muchos los expertos que piden que en España se regule también el uso medicinal del cannabis. Tanto es así, que a lo largo de los últimos tiempos este tema ha sido objeto de debate en el Congreso de los Diputados, si bien aún no se ha llegado a concretar nada al respecto.

El papel fundamental de ciertos personajes públicos

Sin duda, cada vez se encuentra más extendida la aceptación del uso medicinal del cannabis. De hecho, políticos y personalidades públicas enfermas de cáncer u otras enfermedades, han manifestado públicamente que utilizan esta planta parar mejorar su calidad de vida y su día a día.

La compraventa de cannabis está prohibida por ley en todo el territorio español, pero no está penado el autoconsumo doméstico si no es con un fin recreativo.  Es por esto que cada vez más personas enfermas recurren al cultivo de su propio cannabis en el hogar para autoabastecerse.

Surgen webs y asociaciones para la defensa pública del uso medicinal del cannabis

Ante esta situación, han surgido muchos portales de Internet y asociaciones para la defensa pública del uso del cannabis con fines medicinales, y para conseguir un cambio en las leyes que regule el uso de esta planta.

Por otra parte, personas enfermas se dan consejos las unas a las otras acerca de cómo cultivar en casa las plantas de cannabis, para que estas puedan crecer en condiciones óptimas. Estas se intercambian información para conseguir una producción más alta con sus semillas de marihuana, o acerca del uso de fertilizantes, entre otros temas.

El marco jurídico de países como Uruguay o Israel permiten ya este tema y lo regulan con claridad, siendo miles los pacientes que han formado asociaciones de consumo para el cultivo para los miembros de la misma, y también para socializar y hacer nuevas amistades.

Los enfermos salen perjudicados de la situación actual

Si el cannabis es uno de los antiinflamatorios más potentes que existen, hay que tener en cuenta que se trata también de un analgésico que contribuye a combatir los vómitos y a luchar contra la depresión. Contando con estos datos, se hace necesaria una voluntad política suficiente para que cambie la ilegalidad en la que se encuentran las personas que fuman esta planta con fines terapéuticos.

Iniciativas como regular el cultivo en el ámbito doméstico, o establecer un sistema de licencias de cultivo de cannabis para que este llegue a las farmacias y a los enfermos con plenas garantías de calidad, son una demanda por parte importante de la sociedad. De modo que se hace necesario actuar cuanto antes para que finalice una situación en la que los enfermos salen perjudicados.

Los beneficios del cannabis para la salud han sido comprobados por la ciencia

Son muchos los estudios científicos que han venido a corroborar los beneficios del cannabis para la salud. Por ejemplo, se ha señalado que esta planta puede usarse para prevenir y tratar el glaucoma ocular, una enfermedad que incrementa la presión en el globo ocular, y daña el nervio óptico, lo cual puede provocar la pérdida de la visión.

Un excelente aliado contra el cáncer

También es sabido que el uso del cannabis contribuye a revertir los efectos cancerígenos del tabaco, mejorando la salud de los pulmones. Concretamente un estudio ha puesto de manifiesto que esta planta no afecta a la función pulmonar, y que incluso puede llegar a aumentar la capacidad de los pulmones.

Por otro lado, el activo CBD del cannabis puede ser un gran aliado a la hora de prevenir la propagación del cáncer, dado que el cannabidiol desactiva un gen que se conoce como Id-1.

Quienes usan el cannabis con fines medicinales confirman que esto ayuda a aliviar dolores y terminar con las náuseas, lo cual hace que su consumo esté especialmente indicado en aquellos pacientes que están recibiendo quimioterapia. El cannabis les ayuda a aliviar los efectos secundarios del tratamiento, y consiguen aumentar su apetito.

Otras enfermedades que se pueden prevenir o mejorar con esta planta

También hay que tener en cuenta que el cannabis medicinal es muy utilizado para reducir la ansiedad y mejorar el estado de ánimo de quien lo fuma, actuando como un sedante en dosis bajas.

Diversos estudios han confirmado además que el THC ralentiza el progreso del Alzheimer, ya que este activo químico del cannabis retarda la formación de placas amiloides, al bloquear la enzima del cerebro que las provoca. Dichas placas son las encargadas de terminar con las células cerebrales, lo cual ocasiona la enfermedad.

Cambia la percepción social sobre el uso medicinal del cannabis
Comentarios