Tomé y Arias llegan a un acuerdo en el PSOE lucense con Formoso de testigo

El presidente de la Diputación de Lugo será el secretario xeral del partido en la provincia y el alcalde de Castroverde vicesecretario xeral
Momento del acuerdo. PSDEG
photo_camera Xosé Maria Arias, Valentin González Formoso y José Tomé, este lunes en la sede socialista en Lugo. EP

José Tomé liderará el PSOE en la provincia y Xosé María Arias ocupará la vicesecretaría general. El acuerdo que evitará las primarias de los socialistas lucenses se selló este lunes en la sede del partido en Lugo, en presencia de Valentín González Formoso, secretario general de los socialistas gallegos.

El partido destacó que el acuerdo entre Tomé y Arias garantiza la unidad y "fortalece" el partido y remarcó que el "consenso" alcanzado responde a la sensibilidad mayoritaria entre los militantes de la provincia, que eran partidarios de que no hubiera un proceso de votación en el congreso del próximo día 30 y se lograse la integración como mejor fórmula para dar un nuevo impulso al socialismo lucense.

Los socialistas destacaron que Tomé será el secretario general, pero también que Arias tendrá un puesto de "máxima relevancia", como es la vicesecretaría general y, paralelamente, no dejaron de apuntar la importancia de contar con un PSdeG unido y fuerte para tener un menor posicionamiento a la hora de "defender os intereses da provincia" y para poder consolidar y seguir mejorando los resultados electorales en Lugo.

Arias destacó que "estamos los dos en el mismo bando, simplemente tenemos diferencias de criterio sobre la forma de hacer el trabajo orgánico" en el PSdeG de Lugo, pero "se pueden salvar".

El partido, que gobierna la Diputación y el grueso de los municipios más poblados de la provincia, incluida la capital, veía con inquietud la posibilidad de reflejar una imagen de división, a poco más de un año ya de las próximas elecciones municipales, por el hecho de que dos candidaturas compitieran por la dirección del PSOE lucense.

Tomé y Arias consideran que un partido unido y fuerte en la provincia de Lugo ayudará a conseguir un cambio de gobierno en la Xunta

Tras la firma del pacto, en un acto con ausencia de focos, el partido recordó que tanto Tomé como Arias acumulan una amplia trayectoria política y experiencia institucional y orgánica, y valoró el "compromiso contrastado" de ambos con el PSdeG.

Esa trayectoria de ambos candidatos hizo que coincidieran en la importancia de contar con un partido unido y fuerte, apuntó la organización política.

Tomé, presidente de la Diputación, y Arias, alcalde de Castroverde y diputado provincial, trabajarán así unidos de cara a las elecciones de 2023, a las que los socialistas concurrirán con el objetivo de mantener el gobierno de la Diputación, conservar los ayuntamientos que ya gobiernos y conquistar nuevas alcaldías.

El partido destacó que el acuerdo entre Tomé y Arias supone la coincidencia de ambos políticos en la idea de que un partido unido y fuerte en la provincia de Lugo ayudará a conseguir un cambio de gobierno en la Xunta y también a mantener el Gobierno de España.

De lo apuntado este lunes por el partido se infiere que, a partir de ahora y de cara a fortalecer los resultados electorales, el trabajo interno del partido se centrará en buena medida en las agrupaciones locales. Se trata, dicen los socialistas, de apoyarlas, para reforzarlas, activarlas y dinamizarlas y que dispongan de recursos y del asesoramiento necesarios.

Los socialistas también apuntaron que los asuntos de índole comarcal o provincial tendrán especial protagonismo entre los asuntos que aborde la nueva ejecutiva que salga del congreso y con la que se buscará fortalecer la imagen de unidad.

comentarios