Portomarín rinde tributo a su aguardiente

La Orde da Alquitara invistió a 16 damas y caballeros que juraron ensalzar las virtudes del producto en la 52 edición de su fiesta

Da igual si hace frío o calor. Da igual si se es vecino si se llega hasta allí desde lejos. La Festa do Augardente de Portomarín llena desde hace más de medio siglo la plaza del pueblo. Este año lo hizo para dar su acogida a los 16 nuevos caballeros y damas de la Serenísima Orde da Alquitara, que juraron ante su cabildo, y ante el Cristo de Portomarín, “enxalzar en todo lugar as virtudes deste produto da Ribeira Sacra”.

En la 52 edición de la fiesta, los nombrados fueron Melquiades ÁlvarezGonzález, copropietario del Café Varela de Madrid; Eloy Pérez Sindín, alcalde de Monterroso; Roi Rigueira, alcalde de Taboada; Montserrat Mulet Sar, regidora de Paradela; Eladio Novoa Baamonde, productor de aguardiente; Enrique Pena González, maestro destilador; Cristina Sanz Arias, diputada; Javier Rodríguez Medela, gerente del GDR Miño-Ulla; Ana Isabel Rivera Fente, concejala de Portomarín; José Antonio Vázquez López, que es empresario de Portomarín; Mariluz Pérez Grandas, subdirectora del grupo Isonor; Manuel Pérez López, ex directivo de la banca; María Concepción Ruíz Jarillo, presidenta de la asociación O Ramallo; Marcos Arias Rodríguez, concejal socialista de Portomarín; Verónica Marcos Arrojo, presidenta de Fademur, y Alicia Peña Murias, exdirectora del Centro de Educación de Adultos en Lugo. 

Todos ellos acompañaron a Mario Mato en la balconada de la casa consistorial, frente al rosetón de la iglesia, en la lectura de un pregón que desencadenó risas y aplausos. El adeguero y gerente de la casa rural Santa Mariña tuvo palabras para sus padres "de quen aprendín todo o que sei", y para los vecinos que "mantiveron esta tradición tanto tempo".

Comentarios