Situación límite para Ribadeo y Foz en la Preferente Autonómica

Ninguno depende de sí mismo en una última jornada que podría dejar a la comarca sin representantes en la categoría la próxima temporada
La plantilla focense celebra la victoria del pasado domingo en Boimorto. AMA
photo_camera La plantilla focense celebra la victoria del pasado domingo en Boimorto. AMA

El fútbol mariñano podría quedarse la próxima temporada sin representantes en la Preferente Autonómica por primera vez en muchos años. Luego de que ningún equipo de la comarca haya logrado el ascenso de categoría desde Primera Autonómica —solo se clasificó el Burela para la lucha por subir—, el Ribadeo y el Foz pueden llorar este domingo el descenso de Preferente. Ninguno de los dos depende de sí mismo y ambos están obligados a ganar en un desenlace que promete emociones fuertes.

La reestructuración de la categoría, que reducirá su número de equipos después de que no hubiese descensos en las dos últimas temporadas por la pandemia, y los arrastres provocados por el Noia y el Sofán desde Tercera son los causantes de que vayan a descender ocho equipos de Preferente.

La buena noticia es que ambos jugarán al abrigo de su público. En un jornada unificada que dará comienzo a las 18.00 horas, el Ribadeo recibirá la visita en el Pepe Barrera de un O Pino que ya se aseguró finalizar primero de grupo, mientras que el Foz se medirá en el Martínez Otero a un Victoria que también se está jugando su continuidad en la categoría.

Los dos equipos mariñanos se jugarán la categoría este domingo ante su público, en una jornada unificada que comenzará a las 18.00 horas

Los dos conjuntos mariñanos afrontan la última jornada en dinámicas muy diferentes, ya que los focenses vienen de sumar un empate y un triunfo, mientras que los ribadenses han enlazado dos derrotas que les han puesto al borde del precipicio.

El caso más traumático es precisamente el del conjunto ribadense, que estuvo a un paso de colarse en la fase por el ascenso y ahora ve como puede perder la categoría en el esprint final. "Faltounos un gol contra o Betanzos na última xornada da primeira fase e que o Mugardos non ganara no desconto. Agora estas dúas derrotas chegaron no peor momento, pero tempos que seguir crendo, ganar o domingo e ver que pasa", señala su técnico, Dani Moirón.

Si empatan o ganan superarán al Puebla y se asegurarán la tercera plaza, pudiendo optar a la segunda si vencen y la Residencia pierde en casa ante un Estudiantil que no ha ganado todavía en la segunda fase. En caso de finalizar terceros tendrán que ser el mejor de los tres grupos, una situación que se resolverá, en caso de empate, en base a unos criterios que aclarará mañana la Real Federación Galega de Fútbol al no estar claros en la última circular enviada por el organismo federativo. "Parece difícil que a Residencia falle, así que nós temos que intentar ganar o noso partido e ver logo se nos favorecen os resultados. Non podemos fallar diante da nosa xente e temos que sacalo como sexa", afirma.

Descenderán ocho equipos de Preferente Autonómica

CANSANCIO ANÍMICO. Moirón apunta al "cansanzo físico e psicolóxico" como las claves de que el Ribadeo llegase a esta situación. "As razóns do baixón están claras. Estivemos a nada de entrar na fase de ascenso e ao equipo custoulle moito recompoñerse e asimilar que tiña que loitar por evitar o descenso. Non estivemos cómodos en ningún momento e despois de 16 partidos sen perder, estas dúas derrotas póñennos as cousas moi difíciles", lamenta.

Por eso, el preparador de A Pontenova avanza que "traballaremos toda esta semana no tema anímico para intentar saír desta presión e preparar ben o partido diante dun O Pino que venceu todos os seus partidos a domicilio e que non nos vai poñer as cousas fáciles", anticipa Dani Moirón.

Mientras tanto, la situación también es límite en el caso del Foz, pero el hecho de coquetear con el descenso desde el inicio provoca que vean el desenlace desde otra óptica. "O equipo leva tres anos nesta situación, pero non baixou nos dous últimos porque non houbo descensos. Témolo asumido, pero estamos contentos porque mellorou moito e somos o equipo que máis puntos leva do noso grupo na segunda fase", explica su entrenador, Jesús Gayol.

OPORTUNIDAD. De todos modos, van a salir a darlo todo para intentar lograr la permanencia in extremis. Si vence al Victoria superarán al equipo coruñés y pueden hacerlo también con el Laracha si pincha en la visita de un Boimorto ya prácticamente sin opciones, pero que fue capaz de endosarle ocho goles en la primera vuelta. "Vai ser moi difícil porque o Victoria recuperou xente, pero temos unha opción e imos intentar aproveitala. Se non ganamos significa que non merecemos estar na Preferente", señala Gayol.

comentarios