martes. 15.06.2021 |
El tiempo
martes. 15.06.2021
El tiempo

"Se Rogelia chega a morrer, agora estariamos cos cadáveres invertidos"

Nicho de la familia de Rogelia donde está enterrada Concepción, en el cementerio de Sumoas. JM PALEO
Nicho de la familia de Rogelia donde está enterrada Concepción, en el cementerio de Sumoas. JM PALEO
La familia de la finada de Xove confundida con una compañera espera órdenes del juzgado

La familia de la mujer de la residencia de Xove fallecida en Ourense, Concepción Arias Lorenzo, de 90 años de edad, y que hasta este sábado se pensaba que estaba viva, está a la espera de que el juzgado determine el procedimiento para poder efectuar el traslado al cementerio xovense, donde tiene nicho, ya que la finada fue enterrada el pasado día 14 en el de la parroquia también xovense de Xuances al creerse que se trataba de otra mujer, su compañera de habitación, Rogelia Blanco, quien fue desplazada este sábado al centro residencial San Bartolomeu de la localidad tras recuperarse del covid- 19 en la residencia Os Gozos, situada en Pereiro de Aguiar.

Uno de los sobrinos políticos de la finada, Modesto Ben, indica que "polo menos sabemos onde está" y explica que desde la Fundación San Rosendo, que gestiona las dos residencias donde estuvo ingresada, "dixeron que fora unha confusión e déronse conta onte" —por el sábado—, al retornar al centro xovense.

La equivocación no se descubrió antes porque las cajas fúnebres llegan totalmente cerradas y precintadas a causa de las medidas que se adoptan para evitar la propagación del coronavirus, razón por la que los familiares no pueden efectuar reconocimiento alguno de sus seres queridos. Modesto señala que "agora ao mellor ten que vir un forense, porque tes a dúbida, non sei se van abrir a caixa ou como se vai facer, por isto do covid, porque haberá que comprobar se é ela. Hai que esperar a ver que di o xulgado, a ver se nos din algo nos vindeiros días".

DE ASTURIAS. El sobrino dice que "a funeraria está avisada para facer o traslado cando sexa posible". Concepción Arias lleva casi toda la vida asentada en Xove, donde residió con su marido, con el que no tuvo hijos, aunque es natural de Asturias, donde todavía le queda un hermano, que era quien llamaba con frecuencia a la residencia de Ourense para interesarse por la evolución de Concepción.

La finada dispone de nicho en el cementerio de la localidad xovense, debido a que lleva años residiendo allí. "Se Rogelia chega a morrer, agora estariamos cos cadáveres invertidos", indica Modesto, uno de sus sobrinos.

SORPRESA. Al percatarse del error, los responsables de la residencia también avisaron a la familia de Rogelia Blanco, su compañera de habitación, a la que se había dado por muerta de manera equivocada en la residencia de Ourense. La noticia también fue comunicada a su marido, quien está igualmente ingresado en el centro de mayores de Xove. La sorpresa fue mayúscula para sus familiares, quienes corrieron con los obligados trámites del entierro en el cementerio de Xuances.

La familia tiene ahora un certificado de defunción que deberá ser subsanado, igual que debe ser dada de nuevo de alta en la Seguridad Social para que pueda continuar percibiendo la pensión, que le ayudará al pago de la permanencia en la residencia.

Se desconoce en qué momento exacto se produjo la confusión
En la Fundación San Rosendo desconocen el momento exacto en que se produjo la confusión, pero piensan que pudo ocurrir después del desplazamiento en ambulancia hasta el centro de Ourense, al entregar los papeles o cuando las trasladaron a sus habitaciones.

Juntas
Las dos mujeres viajaban juntas en la ambulancia cuando el vehículo sufrió una avería en una rueda circulando por la A-54, cerca de Lugo. Esto obligó al envío de otra ambulancia para completar el desplazamiento desde ese punto hasta la residencia de Os Gozos, donde ambas compartieron la misma habitación. Al fallecer Concepción Arias el pasado día 13 por error se comunicó que la finada era Rogelia Blanco.

Coincidencias
El avanzado estado de alzhéimer que padecían ambas, motivaba que la residencia enviase fotos a las familias y les explicase por teléfono su evolución.

"Se Rogelia chega a morrer, agora estariamos cos cadáveres...
comentarios