El puente burelés de Eijo Garay lucirá una obra de cerámica serigrafiada

El Concello de Burela trabajará con artistas locales y la fundación Eu Son para el diseño, que se ubicará en pleno centro. La idea del gobierno es avanzar en su particular museo al aire libre
Puente bajo la vía del tren, en Burela. EP
photo_camera Puente bajo la vía del tren, en Burela. EP

El puente de la vía del tren de Burela lucirá una obra de arte realizada en cerámica serigrafiada. Así lo anunció el concejal de cultura, José Díaz, que avanzó que el diseño que finalmente se instale en este punto, en pleno centro de la localidad, lo idearán desde el Concello con la ayuda de artistas locales y de la fundación Eu Son. Esta iniciativa se llevará a cabo después de haber solucionado los problemas de humedades que sufrían los muros del puente. "Estos días se estuvo arreglando el puente, sobre todo los problemas de humedades porque estaba bastante deteriorado y afeaba mucho el aspecto de la zona del centro de Burela y ahora tenemos en mente hacer una pequeña obra de arte ahí utilizando la cerámica serigrafiada ahora que la fundación Eu Son tiene la capacidad para hacer este tipo de cosas", explicó Díaz.

En el puente hay varias paredes que pueden ser decoradas con cerámica y la idea con la que trabaja el Concello es con colocar motivos que recuerden distintos aspectos del municipio, tanto sociales como culturales o de otra índole. "Todavía llevará algún tiempo, pero vamos a ir trabajando sobre los diseños posibles", aseguró el edil que destacó que se trata de un lugar "muy visible" de la localidad, "porque si vamos a la zona centro de Burela tenemos que subir o bajar por debajo de ese puente".

"La idea es darle un poco más de toque artístico al pueblo y el puente está en un lugar muy visible"

El proyecto nace con la vocación de "darle un poco más de toque artístico al pueblo", reconoce Díaz y avanzar así en el particular museo al aire libre que puso en marcha el Concello con la edición del concurso de pintura mural Amarte, que desde 2017 se convoca cada año en el mes de agosto coincidiendo con la Feira do Bonito y que está convirtiendo el muro de entrada a la zona portuaria en una auténtica pinacoteca. "El puente sirve de vía de comunicación entre el pueblo de Burela, el puerto y la zona donde se encuentran las obras de Amarte y es un buen escaparate para hacer este recorrido artístico, que ojalá podamos hacer en más zonas", indicó Díaz.

Y es que el cuando el muro del puerto se agote para albergar nuevas pinturas murales, que cuentan con iluminación nocturna, la idea con la que trabajan desde la delegación de cultura es la de buscar nuevas ubicaciones para nuevos murales. Precisamente el muro bajo la estación de tren en la calle Virxe do Carme, que fue pintado de blanco recientemente, es ahora mismo un lienzo en blanco para albergar nuevas obras, puesto que ahora mismo solo hay dos.
 

comentarios