Montar el belén, en la calle

Unos vecinos de O Espín, en Vilaselán, crean unas curiosas figuras de Navidad de madera
Todas se hicieron con elementos naturales, tirando de motosierra, pintura y talento
Belén callejero en el barrio de O Espín, de Vilalesán, en Ribadeo. P.V.
photo_camera Belén callejero en el barrio de O Espín, de Vilalesán, en Ribadeo. P.V.

La parroquia ribadense de Vilaselán es una de las más frecuentadas por las muchas personas del municipio que se animan a salir a caminar prácticamente a diario. Estos días algunos de ellos, los que pasan por el barrio de O Espín se encuentran con unos personajes muy curiosos a orillas de la carretera. A lo largo de todo el número 4 de dicho barrio se extiende un belén elaborado con madera por los vecinos de la vivienda y su propietario y que se extiende durante unos 15 metros.

Este improvisado belén que decidieron hacer este año por primera vez pero que seguramente tendrá continuidad el año próximo tiene como característica fundamental que está realizado íntegramente con madera.

Con diversos cortes fueron realizando algunas de las figuras más emblemáticas que se pueden hacer con dicho elemento y por eso sobre todo sobresalen los muñecos de nieve que hicieron pintando tres bloques de troncos montados uno sobre otro y que luego pintaron de blanco y con sus elementos característicos. También se puede ver a los tres Reyes Magos así como algunos renos.

El dueño de la vivienda explicó que el año que viene este improvisado belén quedará mejor "porque este ano a madeira estaba moi húmida en entón é máis complicado pintala, porque a pintura non aguanta tan ben, e como no había moito tempo deixámolo así, pero quedará mellor".

Al margen de estas figuras más reconocibles también aprovecharon los árboles que se encuentran en esa zona para colocar en ellos las típicas bolas navideñas que en estos días aportan un gran colorido en esa zona del paseo por Vilaselán.

El resultado final salta a la vista y lo mejor de todo es que alegra la vida no solo de los vecinos del propio entorno, sino también de los propios autores así como de la gente que pasa por allí habitualmente y que se encuentran una explosión de color en un lugar ya de por sí lleno de un verde intenso que se extiende por las praderas cercanas de una zona que, de esta forma, llama la atención de los caminantes.

comentarios