La iluminación de las rotondas de la A-8 es un problema a nivel comarcal

Además de Ribadeo concellos como Barreiros o Mondoñedo reclamaron mejoras al Gobierno
Desvío de la A-8, en Barreiros, con las farolas apagadas. JOSÉ Mª ÁLVEZ
photo_camera Desvío de la A-8, en Barreiros, con las farolas apagadas. JOSÉ Mª ÁLVEZ

La decisión que tomó en el año 2014 el entonces Ministerio de Fomento de suspender la iluminación en algunos tramos de la A-8 así como en las rotondas de acceso a distintas localidades continúa sin revertirse pese a que en aquel momento se presentó como una medida temporal para paliar los efectos de la crisis económica y ayudar a conseguir un equilibrio en las cuentas públicas. Esta decisión, hasta el momento, solo fue contestada desde el Concello de Ribadeo, que la semana pasada, por su cuenta, decidió iluminar dos rotondas pertenecientes ahora al Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible. Pero siguen sin resolverse peticiones de concellos como Barreiros o Mondoñedo, que consideran muy importante que se devuelva la iluminación a los accesos a sus localidades desde la autovía.

En el caso de Barreiros la situación es compleja porque el desvío de la Autovía del Cantábrico en ese municipio es muy importante ya que supone, en la práctica, la vía de acceso a todas las localidades de A Mariña Central y Occidental. A ello se une el desvío desde la A-8 a la carretera Nacional, que tampoco está iluminado.

El actual gobierno municipal, encabezado por el BNG, solicitó en varias ocasiones que se ilumine la rotonda de Pozomouro. También peleó por la iluminación de otra de las más transitadas de toda la comarca, la de A Cruz do Lobo. En este cruce, tras varios accidentes ocurridos en poco tiempo, se consiguió que la rotonda se iluminase. Pero no sucedió lo mismo con la que está más al sur y que lleva a la A-8 o a la carretera de Trabada.

Las quejas hacia el ministerio se formularon también desde el Concello de Mondoñedo. En su caso, sumaban la circunstancia de los problemas que les genera el cierre de un tramo de la A-8 que hace que circule una gran cantidad de tráfico rodado por los viales cercanos a su municipio. Allí hay una rotonda que distribuye el tráfico de entrada o salida de la ciudad y otras localidades.

El ministerio no está obligado por ley a tener iluminadas esas zonas, sino que pueden permanecer así, aunque en numerosas localidades se generaron protestas debido a la peligrosidad que se crea en algunos puntos concretos. El alcalde de Foz, Fran Cajoto, también se pronunció en este sentido hace unos días asegurando la importancia de la iluminación en las rotondas y reclamando al ministerio que reponga las farolas dañadas, ya que el Concello ya se hace cargo del mantenimiento y el coste energético de las que hay en la N-642.

Comentarios