viernes. 16.04.2021 |
El tiempo
viernes. 16.04.2021
El tiempo

Edu: "Perdí diez kilos y estoy mucho más rápido que la pasada temporada"

Edu en el partido amistoso frente al Palma
Edu, en el partido amistoso frente al Palma. PRFS
El portero naronés fue uno de los artífices de la victoria del Pescados Rubén FS ante el Jimbee Cartagena en Liga atajando tres dobles penaltis

Con los puños apretados y un grito desgarrador, Eduardo Saavedra, Edu (Narón, 1981) celebraba cada parada a cada doble penalti el sábado ante el Jimbee Cartagena en la primera victoria naranja en Liga ante el Jimbee Cartagena. El capitán del Pescados Rubén FS echó el candado en cada duelo. Desde los diez metros, a bocajarro, en disparos lejanos, en jugadas a balón parado. Solo Juan Emilio y Bebe en el epílogo traspasaron un muro infranqueable. A sus 41 años saborea una faena digna del mejor torero.

¿Qué sintió cuando recibió numerosas felicitaciones al final del partido?
Que había hecho bien mi trabajo. Y eso te da moral y confianza.

¿Había parado alguna vez tres dobles penaltis en Primera?
En Primera no, es la primera vez. Tengo parados dos. Sí recuerdo hace un par de temporadas, en Segunda División, el año que ascendimos, que paré tres en Noia.

Cada vez que había un doble penalti iba al banquillo a beber agua, hablaba con los árbitros, ¿es una táctica para poner nervioso a los lanzadores?
Esa es la idea. Lo hago para que el jugador tenga que pensar un poco más de lo normal, que tenga que estar dos o tres minutos esperando. Creo que pudo influir algo. Y luego están los videos previos al partido, donde estudias a los rivales, y conoces por dónde lanzan más habitualmente.

¿Ha sido el mejor partido de su vida?
Hombre, puede que sea de los mejores, pero llevo jugando tantos años que ya ni me acuerdo. Pero sin duda de los mejores de los últimos años.

¿Cómo se sintió en la cancha?
Es de esos días que tienes mucha confianza, que te dan todos los balones, que tiraran por donde tiraran iba a estar ahí. Ya me había pasado alguna que otra vez.

¿Pensó en verano en la retirada?
Antes de la pandemia tenía la seguridad de que me iba a retirar al final de la temporada. Pero llegó el covid-19 y me daba mucha pena retirarme sin poder disfrutar en la pista, con mi afición. Lo pensé bien y me dije, pues juego un año más, a ver qué pasa.

Y todo a sus 41 años.
Sí, pero la edad no está influyendo mucho. Me cuido, estoy teniendo suerte con las lesiones y este deporte me gusta mucho.

¿Cómo se cuida?
Sobre todo con la nutrición. He pegado un cambio muy grande, y en gran parte se lo debo a la nutricionista que tenemos (Cristina Pérez Rodil). Cuando era más joven no tenía esa mentalidad de cuidarme para prolongar la vida deportiva lo máximo posible.

¿Ha bajado mucho peso?
Sí, diez kilos desde el confinamiento. Por eso me notó que estoy mucho más rápido que la temporada pasada.

¿Y cómo lo hizo?
Pues fue desde que nos metieron en casa. Para no volverme loco, curré mucho en casa, por la mañana y por la tarde, haciendo todos los ejercicios que nos pedían desde el cuerpo técnico, y también siguiendo las directrices de la nutricionista. Durante el confinamiento mi cuerpo cambio muchísimo y luego me he mantenido.

Usted es de los que grita y ordena a sus compañeros en la cancha, ¿le hacen caso?
Sí. Creo que es algo que se está perdiendo últimamente. Notó que los porteros no mandan tanto como antes. A mí, desde pequeñito, me enseñaron que había que ordenar, que había que estar encima de los jugadores, porque cuanto más encima estés de ellos su centro de atención es mayor. Sé que a veces me paso, pero es mi forma de ser y me conocen. Saben que no lo hago por mal, y creo, personalmente, que funciona.

La temporada pasada empezaron la Liga con un 1-3 en Vista Alegre ante el Santa Coloma. Este año 5-2 ante el Jimbee Cartagena. ¿Muy diferente el inicio?
Sí, muy distinto. Siempre ilusiona empezar con buen pie, hicimos un buen trabajo y eso te da confianza.

Al equipo se le vio con esa confianza desde el minuto uno.
Fue una pretemporada atípica, larga, donde nos dio tiempo a asentar y trabajar la forma de jugar, y eso influyó. El partido estaba muy bien trabajado, sabíamos sus puntos fuertes.

Si comparamos la actual plantilla con la de 2019/20, ¿hay más calidad?
Sin duda que sí. Los fichajes han sido un acierto. Gente contrastada, de alto nivel, que sabe lo que es jugar en Primera. Eso, unido a lo que ya teníamos, está dando resultado.

Ganaron 5-2 ante un Cartagena muy reforzado, ¿será uno de los equipos que esté en los play off por el título?
Ellos tienen equipo para ser top 5 en esta Liga, por presupuesto y por jugadores. Tienen un superequipo, pero nosotros teníamos el partido muy trabajado, y estuvimos cien por cien concentrados todo el partido.

A pesar de ser una victoria holgada, hasta los últimos instantes no parecía que el encuentro estuviera cerrado, ¿no?
Sí, es que cuesta muchísimo ganar un partido en Primera. Íbamos 5-1 y parecía que el partido no estaba rematado, por lo menos desde dentro. Nosotros tenemos que afrontar cada partido como si fuera una final para lograr la salvación lo antes posible. 

¿Se habla mucho gallego en el vestuario?
Sí, se nota. Cuando estamos entre nosotros hablamos gallego, pero cuando está Mata o Javi o los que no son de aquí cambiamos al castellano. 

Edu: "Perdí diez kilos y estoy mucho más rápido que la pasada...
comentarios