martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

Confinadas pandillas completas de los jugadores del club de fútbol de Burela

Zona del Hospital da Mariña (a la derecha), donde realizan los muestreos desde los vehículos. D.V.
Zona del Hospital da Mariña (a la derecha), donde realizan los muestreos desde los vehículos. D.V.
Sanidade detectó otros cuatro positivos que elevan a 22 la cifra de contagiados en varios municipios de A Mariña ▶ Los servicios sanitarios rastrearon a más de 150 personas y efectuaron más de doscientas pruebas diagnósticas

Pandillas completas de jóvenes relacionadas con jugadores de la S.D. Burela y sus contactos están confinadas a la espera de los resultados de las pruebas diagnósticas de Covid-19. Algunos de sus integrantes también están aislados, debido a que tuvieron un contacto estrecho con alguno de los positivos, aunque ellos dieron negativo. Se trata de una medida preventiva por si desarrollasen los síntomas.

Las últimas pruebas realizadas por la Consellería de Sanidade han detectado cuatro nuevos positivos en Covid-19 en A Mariña, que elevan a 22 los casos registrados a partir de los focos del brote familiar de Xove y del localizado en un bar de Burela, uno de cuyos camareros y su hermano, ambos positivos, son primos de un integrante de la familia xovense. De hecho, entre los nuevos contagiados están el gerente y otra camarera del bar, así como un jugador residente en Viveiro que trabaja en Vestas y un trabajador municipal de Burela, a cuyos compañeros harán también test.

"Estamos fastidiados por ter o bar pechado, pero é para protexer á clientela"
El gerente del bar Casa Miranda, situado junto a la cofradía burelesa, decidió cerrar el local nada más recibir la llamada de Sanidade comunicándole que un trabajador era positivo. Jose Prieto afirma que "estamos fastidiados, pechamos por responsabilidade, para estar seguros de que non imos trasmitilo, hai que protexer á clientela, que tampouco sabemos se algún nos contaxiou, estes días atendemos a uns madriñeños, pero non podes pedirlle o número de teléfono a tódolos clientes, isto é unha lotaría. Están mirando onde xurdiu o brote, pero aínda non o saben", asevera.

Tanto él como otra camarera del establecimiento dieron también positivo y guardan cuarentena. Asegura que los dos trabajadores afectados están bien, mientras que él se encuentra cansado y con dolor de cabeza, aunque desconoce si también influye estar encerrado en casa.

El responsable del bar, que barajó contratar un equipo nuevo para mantener el local funcionando, desechó esa alternativa al considerarlo inviable. Ahora prevé reabrir el próximo 7 de julio si todo marcha bien, aunque antes saneará las instalaciones en condiciones. Lamenta las consecuencias del cierre, porque "xa da outra vez estiven pechado e non tiven axuda ningunha".

Por otro lado, José Prieto agradece al Concello de Burela que pusiese a su disposición un teléfono para cualquier necesidad que pueda surgirle durante este nuevo periodo de confinamiento.


Los rastreos afectaron ya a más de 150 personas y las pruebas hechas por los servicios sanitarios, que están dando frutos, superan las 200. La investigación continúa entre los contactos de los nuevos casos y todavía hay estudios pendientes de resultado, por lo que el número de afectados aún podría subir en los próximos días. El primer caso se detectó en Xove el martes pasado, día en el que empezaron los aislamientos de familiares, amigos y contactos.

La mayoría de los 22 positivos son asintomáticos o presentan síntomas de carácter leve, y están obligados a guardar una cuarentena de 14 días. Solo uno, un hombre de 71 años, está ingresado en el Hospital da Mariña, en Burela, y evoluciona bien.

El hecho de que el 90% sean jóvenes asintomáticos, por lo que hacen vida normal, y con gran movilidad, habría contribuido a propagar el virus con rapidez por diferentes municipios de A Mariña, dado que los componentes del equipo de fútbol proceden de Viveiro, Xove, Burela o Foz, pero además es probable que tengan amigos en otros municipios limítrofes. Esto motiva que se estudie de manera minuciosa al grupo que hizo un viaje el fin de semana pasado a Vilanova de Arousa, a sus familias y también las empresas donde trabajan, aunque en todas se adoptan medidas de distancia, usan mascarillas e incluso en algunas, como Vestas, se realiza medición de la temperatura a la entrada al puesto de trabajo.

Las administraciones públicas establecieron de la misma manera protección a través de mamparas, empleo de mascarillas, separación, instauración de la cita previa y desinfección de las manos, lo que dificulta la transmisión del Covid-19. El alcalde de Burela, Alfredo Llano, afirma que "non hai que descoidarse, mantendo a propia seguridade tamén se preserva a dos demais, por iso fixemos uns vídeos para concienciar sobre o uso das máscaras e a necesidade de evitar aglomeracións".

Confinadas pandillas completas de los jugadores del club de fútbol...
comentarios