sábado. 29.01.2022 |
El tiempo
sábado. 29.01.2022
El tiempo

El Concello dragó un tramo del río en Xunqueira para prevenir su desbordamiento

Casas en la zona más baja de Xunqueira, donde se dragó el río. AMA
Casas en la zona más baja de Xunqueira, donde se dragó el río. AMA

Los vecinos continúan con la limpieza de sus casas y enseres y una empresa retiró ya toneladas de residuos

Las tareas de limpieza en el barrio de Xunqueira son arduas tanto por parte de los operarios a indicaciones del Concello como de los propios vecinos, que todavía ven lejos la vuelta a la normalidad. La lluvia tampoco ayuda y para prevenir un posible desbordamiento el gobierno local pidió el viernes autorización a Augas de Galicia para dragar parte del canal del río que se llenó de piedras arrastradas por la riada a la altura de las últimas casas de la zona baja, hacia el campo de la fiesta. "Era o sitio de máis risco porque con tantas pedras a profundidade do leito era moi pouca e con pouco que chovese íase desbordar", comentaba el edil de medio ambiente, Jesús Fernández Cal.

El concejal explica que los operarios de Augas están trabajando "río arriba", por lo que solicitaron al ente público permiso para acometer esta actuación, que llevó a cabo la empresa Arias Casabella el viernes por la tarde. "Así ese problema hipotético que se podería plantexar ante unha chuvia normal quedou eliminado", zanja Cal, quien no aprecia el mismo riesgo de desbordamiento en el tramo del río entre el edificio de Regal y el Camiño da Ponte, donde el cauce también se llenó de piedras.

El edil explica por otro lado que pusieron grandes contenedores "para todas as casas" con el objetivo de facilitar la retirada de los residuos, algo de lo que se encarga la misma empresa anterior, que también asume la limpieza de viales. Su responsable explicaba ayer que habrían sacado ya "uns 50 contedores" que tienen una capacidad de seis metros cúbicos, lo que significa toneladas tanto de lodo como de enseres inservibles principalmente de las plantas bajas de las viviendas que quedaron anegadas.

Vecinos y familiares continuaban este viernes ayudando a Manuel Docal, uno de los vecinos más afectados, en la limpieza de su casa una vez retiraron los restos del alpendre que llevó la riada. "Quedou sen os mobles todos que tiña na planta baixa, entroulle na cociña, no cuarto de baño, na sala... había un metro de lama alí", comenta su cuñado César Iglesias, que ayer por la mañana intentaba que volviera a funcionar la cocina de gas. "Moi boa pinta non ten porque estaba chea de barro", lamentaba este familiar que lo sigue acogiendo en su casa.

El Concello dragó un tramo del río en Xunqueira para prevenir su...
comentarios