lunes. 01.06.2020 |
El tiempo
lunes. 01.06.2020
El tiempo

El mercado de Burela podría seguir en Torrentes tras el fin del estado de alarma

Asistentes al mercado de Burela el pasado viernes. JOSÉ Mª ÁLVEZ
Asistentes al mercado de Burela el pasado viernes. JOSÉ Mª ÁLVEZ
"Veu xente doutros concellos e se o sabemos dimensionar ben o mercado ten que ser un atractivo máis para a nosa localidade", explica Alfredo Llano

El gobierno burelés sopesa mantener el mercado semanal en Torrentes cuando finalice el estado de alarma, según indicó el alcalde, Alfredo Llano, que en la jornada del viernes se desplazó a la zona para comprobar el desarrollo de la segunda jornada en la nueva ubicación. "A sensación é moi boa porque á xente lle gusta e non houbo queixas dos comerciantes. Creo que foi unha boa decisión levalo a Torrentes, onde vai permanecer mentres se prolongue o estado de alarma e despois vaise mirar a posibilidade de que siga aí", puntualizó el mandatario burelés.

"Veu xente doutros concellos e se o sabemos dimensionar ben o mercado ten que ser un atractivo máis para a nosa localidade con movementos de xente por todo Burela", cuenta el regidor, quien apuesta por un lugar "con menos molestias e máis rendibilidade", sin olvidar que la zona en que se celebraba hasta hace dos semanas "estaba máis limitada de espazo, os veciños tiñan que deixar os coches fóra dos garaxes e con máis dificultade de actuación en caso dunha emerxencia", cuenta.

La entrada en vigor de la fase 2 llevaría a triplicar el número de puestos, que el viernes fue de 36

A las garantías sanitarias que, a juicio de Llano, ofrece la zona de Torrentes, que permite una mayor distancia entre los puestos al estar todos en el mismo margen de la carretera, el alcalde burelés suma la opción de poder colocar en la vía contigua los puestos de otros sectores, como ropa, calzado, cuchillería o complementos, que se estiman puedan comenzar a vender la semana próxima con la entrada de Galicia en la fase 2, "o que nos levaría case a triplicar os postos de onte, que foron 36", cuenta el regidor. 

Unos puestos en los que además de alimentación se sumaron por primera vez las floristerías y las tiendas de plantas. Otra de las que se estrenó, no solo en la ubicación, sino en asistencia al mercado burelés fue Mayte Palacio, con quesos de la montaña de León, con los que era asidua de los mercados tradicionales, pero su suspensión la ha enfocado a acercarse ahora a los semanales. "La ubicación me gusta y hay bastante movimiento de gente", cuenta, mientras relata que su producto "es un queso artesano que no se encuentra por aquí, es más fuerte. Es por traer algo diferente y va saliendo, poco a poco", dice.

Más adelante se encuentra Frutas Leiras, del mindoniense Pedro Leiras, un clásico de muchos mercadillos de la zona, gracias a lo cual y a disponer de los contactos de muchos de sus clientes, pudo subsistir estos dos meses sin mercados al aire libre con el reparto a domicilio. "Os mercados pecháronse de golpe e tiñamos xénero perecedoiro ao que tiñamos que dar saída, polo que contactei cos que tiña o teléfono e cada vez agregábase máis xente porque se ían enterando".

Respecto a la ubicación, Leiras es conformista. "Válenos calquera cousa, abaixo ou arriba, o que quereremos é traballar", pero cree que en la zona de Torrentes faltan aparcamientos que permitan a los clientes acercarse con sus vehículos. "Cando empecen os da roupa e calzado nas rúas adxacentes non sei como será para aparcar e ninguén vai vir desde abaixo sen coche para facer a compra, porque os novos non che veñen ao mercado e a xente maior ten que subir e logo baixar cargada".

Algunos comerciantes creen que el nuevo emplazamiento no es atractivo para la gente mayor, que es la acude mayoritariamente a la cita

Una opinión que comparte Silvina Menéndez, que ofrece productos de casa, como miel, huevos, fabas, cebollas o ajos. "A xente maior é a que che vén ao mercado e de facer cen euros a facer trinta hai diferenza", asegura esta mujer de Fazouro, asidua también a los mercados de Foz y Cervo, y que no oculta que no le gusta nada la nueva ubicación. "Creo que era mellor ir para o porto, que é plano e ándase ben", asegura.

Un emplazamiento para el que el alcalde reiteró este jueves que no cuentan con permiso. "Xa o propuxemos hai tempo e denegáronno", dice.

El Concello de Burela puso a disposicion de los clientes gel hidroalcoholico y  mascarillas, "pero o certo e que repartimos moi poucas, porque a meirande parte da xente as levaba", senala Alfredo Llano, quien estuvo parte de la mañana del viernes en el  mercado, junto a otros miembros del equipo de gobierno.

La Policia Local, que fue la encargada el dia anterior de marcar las distancias entre puestos, también superviso el desarrollo de la cita, que transcurrio sin incidentes.

El mercado de Burela podría seguir en Torrentes tras el fin del...
comentarios