miércoles. 21.10.2020 |
El tiempo
miércoles. 21.10.2020
El tiempo

Alcoa San Cibrao afronta su semana clave con la negociación enquistada

Trabajadores de Alcoa. SEBAS SENANDE
Trabajadores de Alcoa. SEBAS SENANDE
El comité y las auxiliares presionarán para que la venta de la planta llegue a buen puerto

El futuro de la planta de Alcoa San Cibrao, la única fábrica de aluminio primario que queda en España, depende de lo que acontezca en esta decisiva semana pues de no alcanzarse un pacto con Liberty House, potencial comprador, la multinacional estadounidense retomaría el expediente de regulación.

El próximo 28 de septiembre es el último día posible para el acuerdo y, entre tanto, el fuego cruzado persiste en la ardua negociación, enquistada, en la que la propietaria acusa a la firma interesada de estar frenando el proceso con "demandas no razonables". Algo que desmienten tanto el comité de empresa como los principales sindicatos -CCOO, CIG y UGT-, que ven "mala fe", pero en los dueños de la instalaciones. 

Así las cosas, en su último comunicado informativo Alcoa sostiene que GFG-Liberty House mantiene reivindicaciones que ponen "en riesgo" el proceso de venta. 

GFG-Liberty House, alega la aluminera, rechaza comprometer recursos financieros propios para la viabilidad de la planta y, en su última valoración, exige a Alcoa que asuma unos costes en esta transacción de un mínimo de 170 millones de dólares. Insiste asimismo Liberty, según señala la nota, en exigir un inventario de alúmina de 90 días, una cantidad que no es posible almacenar en la planta y que tiene un valor estimado en 30 millones de dólares, responde Alcoa.

 Comité de empresa de Alcoa prevé una semana "dura" porque el domingo se cierran las negociaciones con Liberty

También, y siempre según la versión de Alcoa, la única que ha trascendido, Liberty House sigue demandando derechos de control sobre la planta de alúmina, que no está a la venta ni es parte del acuerdo alcanzado con los representantes de los trabajadores el 13 de agosto, y pretende "concesiones no razonables al margen de las prácticas comerciales de mercado como un contrato de suministro de alúmina a 20 años".

Alcoa, por su parte, defiende el escrito, ha accedido a vender la planta de aluminio por un euro, a aportar 50 millones de dólares a una cuenta de depósito de garantía (escrow) para la planta de aluminio, a asumir la totalidad de los costes de separación de la planta, cuya cuantía se estima en 50 millones de dólares, y a proporcionar un contrato de suministro de alúmina de cinco años en términos comercialmente razonables.

Por contra, aduce Alcoa, GFG ha rechazado hacer aportación alguna al fondo de garantía (escrow), pese a que éste "serviría para cubrir las inversiones energéticas necesarias para mantener en funcionamiento la planta de aluminio, o bien para proteger a los trabajadores en caso de que dichas inversiones no salieran adelante".

Zan: "Tenemos que seguir produciendo al cien por cien y tenemos que ser los primeros en España en hacer aluminio verde, con energías renovables totalmente"

Asimismo, GFG, prosigue Alcoa, a pesar de sus afirmaciones anteriores de que está dispuesta a asumir todas las pérdidas y pasivos en curso de la planta de aluminio, únicamente ofrece pagar un máximo de 1 millón de euros al mes, cuando las pérdidas mensuales actuales son sustancialmente muy superiores.

Alcoa insiste en que "negocia de buena fe" con movimientos importantes para llegar a un acuerdo sobre la hoja de términos y condiciones de la venta y en que ofrece condiciones razonables a GFG. 

Alcoa aceptó extender el periodo de consultas del proceso de despido colectivo que afecta a la planta de aluminio de San Cibrao y abrir un proceso de negociación de venta con GFG en un acuerdo alcanzado con los representantes de los trabajadores el 13 de agosto y que establecía una fecha final para alcanzar un posible acuerdo de venta en el 27 de septiembre de 2020.

La factoría lucense es la única de España que produce aluminio primario pero sobre ella pesa una amenaza de cierre.

El portavoz de la Plataforma de Auxiliares de Alcoa, Kike Rocha: "Habrá que apretar muchísimo esta semana"

Los avisos que vino lanzando en los últimos años la multinacional en relación con el estado de salud de planta de producción de San Cibrao, en principio como consecuencia del elevado precio de la energía, cobraron forma cuando la dirección de la compañía anunció el inicio de consultas para desarrollar un proceso de despido colectivo que afectaría a 534 trabajadores.

El impacto sobre la provincia de Lugo, en general, y sobre la economía de la comarca de A Mariña, de forma particular, sería realmente brutal si finalmente la multinacional llevase a término los despidos anunciados dado que, en la práctica, supondría dejar a la planta de aluminio primario prácticamente sin personal, con las consecuencias inmediatas y directas para el empleo en las empresas auxiliares.

El complejo industrial de San Cibrao, asentado entre los municipios mariñanos de Xove y Cervo, está compuesto por una fábrica de aluminio y una planta de alúmina, que emplean a 633 y 510 personas, respectivamente, y su peso en la economía local es de tal envergadura que representa un tercio del producto interior bruto de la provincia de Lugo. 

COMITÉ. El presidente del comité de empresa de la planta de Alcoa en San Cibrao, José Antonio Zan, ha reconocido este lunes que esta semana "será dura", debido a que el domingo finaliza el plazo de las negociaciones para la venta a Liberty.  No obstante y pese a la "dureza" que vaticina para estos días, ha manifestado que "al final el proceso se acabará en el último minuto". "Tenemos claro que va a ser una semana fuerte y una semana decisiva", ha subrayado. 

Zan: "Seguiremos con las movilizaciones porque no solo es dejar ver el problema, es que también Alcoa sienta la presión porque creemos que está actuando de mala fe"

Zan ha recordado que la semana pasada, para el "jueves o el viernes" se esperaban "mejores noticias, porque se había metido por el medio (en las negociaciones) la Xunta de Galicia y el Gobierno de España, para intentar mediar con una oferta que hicieron por parte del Ministerio (de Industria) para Alcoa y para Liberty, sobre todo para Alcoa". "Era algo bastante bueno, pero Alcoa no entró a valorar (dicha oferta), cosa que nos extrañó. También se hizo una oferta a Liberty el jueves y aún no ha dicho si la acepta o no le vale", ha indicado. 

Los trabajadores de la factoría mariñana confían que se "pueda continuar con el proceso que está tutelado por dos gobiernos (Xunta y gobierno central)". "De los que sabemos que tenemos su apoyo", ha reafirmado. 

Zan no duda que tiene que "darse la venta". "Tenemos que seguir produciendo al cien por cien y tenemos que ser los primeros en España en hacer aluminio verde, con energías renovables totalmente", ha abundado. "Es un gran principio y una forma nueva de salir del covid, porque todos los parques eólicos que se monten, lo que va a suponer en la comarca (de A Mariña) dichos parques que será una iniciativa bienvenida", ha resaltado.

MOVILIZACIONES. En cuanto a las movilizaciones, el presidente del comité de empresa ha avanzado que a lo largo de esta semana se va a "elevar la presión", ya con una acción programada para este martes que no quieren desvelar. Estas movilizaciones se abordarán en una reunión "extraordinaria" del comité de empresa. 

"Seguiremos con las movilizaciones porque no solo es dejar ver el problema, es que también Alcoa sienta la presión porque creemos que está actuando de mala fe, y lleva lucrándose del gobierno de España y de la Xunta durante muchos años. No hay ninguna empresa en España que tenga un puerto en exclusiva para ella (en Cervo)", ha sentenciado. 

Alcoa San Cibrao afronta su semana clave con la negociación enquistada
comentarios