Domingo. 24.06.2018 |
El tiempo
Domingo. 24.06.2018
El tiempo

Reclaman 380.000 euros a Novafrigsa por retirar su oferta por Artesanos

La administración concursal presentó una demanda en el juzgado contra la filial de Coren

La administración concursal reclama unos 380.000 euros a la empresa Novafrigsa, filial del Grupo Coren, porque retiró su oferta de compra por la sala de despiece que Artesanos Gallegos de la Carne tuvo en Castro de Ribeiras de Lea, según recoge la demanda incidental que ha presentado en el juzgado Mercantil de Lugo.

El importe reclamado es en concepto de daños y perjuicios debido a que la sociedad catalana que finalmente adquirió la empresa concursada abonó 1,6 millones, 300.000 euros menos que la oferta presentada en su día por el matadero lucense. Además, su proyecto contemplaba una mayor contratación de personal.

Novafrigsa retiró su propuesta alegando que solo tenía vigor por diez días y que en ese plazo no se resolvieron los trámites administrativos para que se certificase la operación mercantil.

La sala de despiece de Castro de Ribeiras de Lea retomó la producción en abril, tras permanecer 14 meses inactiva

Esa retirada se produjo después de que el juzgado Mercantil de Lugo diera su visto bueno, en el pasado mes de octubre, a la venta de la sala de despiece de Castro de Ribeiras de Lea al matadero lucense.

Esa marcha atrás también coincidió con una campaña de movilizaciones de ganaderos que reclamaban a la futura propietaria que asumiese las deudas contraídas por su antecesora.

La administración concursal ya adujo en su día que los plazos legales que se debían cumplir en una venta como esta eran muy superiores a los diez días que alegaba la filial de la cooperativa ourensana de segundo grado.

Artesanos Gallegos de la Carne, que fue uno de los mataderos más importantes de vacuno de Galicia, entró en concurso de acreedores en febrero del año pasado, debido a la demanda presentada por un proveedor, al que adeudaba más de 300.000 euros. Su pasivo, que ascendía a unos ocho millones en total, le condenó a la liquidación.

ACTIVIDAD. Tras la frustrada venta a la filial del Grupo Coren, la planta chairega, de 4.500 metros cuadrados de superficie, fue adquirida por la sociedad catalana Suministros Megaro Foods.

La sala de despiece, que está en el polígono industrial de Castro Ribeiras de Lea, retomó la actividad en abril, con unos 25 trabajadores en plantilla y una producción mensual de unas 300 toneladas de carne de vacuno y de ovino. La empresa busca abrir nuevos mercados en el sudeste asiático.

Reclaman 380.000 euros a Novafrigsa por retirar su oferta por...
Comentarios