viernes. 17.09.2021 |
El tiempo
viernes. 17.09.2021
El tiempo

A Barca de Ramón, un paseo natural con historia

Pili Franco Cabarcos, con los kayaks de su empresa de turismo activo. EP
Pili Franco Cabarcos, con los kayaks de su empresa de turismo activo. EP
Una embarcación que unía Monfero con As Pontes es el origen de la empresa de turismo activo de Pili Franco Cabarcos, que permite recorrer en kayak el paraíso de las Fragas do Eume

Una barca que permitía salvar el Eume y cruzar desde O Alto de Xestoso, en Monfero, hasta Bermui, en As Pontes, es el germen de la empresa de turismo activo A Barca de Ramón, propiedad de la pontesa Pili Franco Carbarcos, que permite recorrer en kayak las Fragas do Eume, uno de los bosques atlánticos de ribera mejor conservados de Europa.

"A miña parella Manecho -José Manuel Pena- decidiu facerlle unha homenaxe aos seus avós Ramón e Mercedes e recuperou, limpando a man, o camiño por onde baixaban á barca que empregaban para cruzar ata Bermui ás festas, para ir traballar, a vodas ou ás feiras. Non só eles, senón moitas xentes das dúas parroquias", explica Pili, recordando que a raíz de eso surgió la idea de montar su empresa hace ya tres años.

Esta está ubicada en el lugar de Rebordochao, en O Alto do Xestoso, en el Concello de Monfero -donde esta pontesa reside desde hace dos décadas-, en pleno parque natural y zona protegida a tan solo 13 kilómetros de As Pontes.

La firma de Pili ofrece la posibilidad de disfrutar de las Fragas do Eume desde otra perspectiva, dentro de unos kayaks abiertos, estables, autovaciables e insumergibles que no requieren de la asistencia de un monitor ni de experiencia previa.

A BARCA DE RAMÓN 2

"O noso obxectivo é que a xente se sinta a gusto, tranquila, por iso ademais facemos grupos reducidos -de un máximo de diez adultos y cuatro niños-, que poden reservar toda a mañá ou toda a tarde, sen presas. Non queremos tampouco masificacións", dice la responsable de la firma, avanzado otra de las máximas que persigue su negocio y por lo que se diferencia.

"Preocúpanos moito o respecto pola contorna e a natureza. Queremos que se conserve todo no seu estado puro. Estamos nun lugar privilexiado e hai que protexelo", indica.

A Barca de Ramón, que ofrece todo el material necesario para surcar las tranquilas aguas del embalse del Eume con seguridad y confort -se alquila la embarcación conjuntamente con las palas, chalecos y bidones estanco-, tiene disponibilidad todos los días de la semana -la campaña se inicia en Semana Santa y se prolonga hasta el mes de octubre, aproximadamente- bajo cita previa.

"Hai que deixar o coche e percorrer un camiño de 300 metros a pé por unha pista de terra. Alí está o embalse, un lugar cheo de tranquilidade, no que hai garzas, nutrias e infinidade de paxaros", enumera Pili, afirmando que la actividad está abierta para todos "e aos nenos encántalles".

Además, hay dos alternativas distintas. "Pódese ir hacia As Pontes, un percorrido de catro quilómetros no que está a fervenza de Bermui e o inicio do encoro, ou hacia A Capela", explica.

PANDEMIA. Durante los tres años que lleva activa la empresa, solo uno fue sin pandemia. El primero hubo turista extranjero de "Holanda, Alemania, Francia e Suecia", indica Pili, quien reconoce que en 2020 la cosa se limitó a españoles. "O que percibimos é que agora hai moito máis turista local. Xente que descoñecía o servizo e agora veñen a probar", concluye.

A Barca de Ramón, un paseo natural con historia
comentarios