El jurado declara a Ana Sandamil culpable por unanimidad de la muerte de Desirée Leal

El tribunal considera que sus facultades mentales estaban anuladas "parcialmente" ► La madre, tras escuchar el veredicto: "No lo considero correcto"
Ana Sandamil escucha el veredicto. VICTORIA RODRÍGUEZ
photo_camera Ana Sandamil escucha el veredicto. VICTORIA RODRÍGUEZ

Tras seis días de juicio y más de 60 testimonios, el jurado popular declaró a Ana Sandamil Novo culpable por unanimidad de la muerte de su hija, Desirée Leal, de tan solo siete años, y consideró, por mayoría de 8 a 1,  que sus facultades mentales estaban anuladas parcialmente.

El tribunal fue duro con la acusada al entender que el motivo del crimen fue que el padre quería modificar las medidas para pasar más tiempo con su hija.

Los miembros del tribunal popular descartaron la muerte por una ingesta accidental de medicamentos y confirmaron que la acusada le suministró a la niña trazodona —un fármaco con efectos sedantes— y seguidamente la estranguló con sus propias manos, ejerciendo presión en su cuello y obstruyendo también sus vías respiratorias, boca y nariz. 

La llegada de Ana Sandamil a la Audiencia Provincial de Lugo. VICTORIA RODRÏGUEZ
La llegada de Ana Sandamil a la Audiencia Provincial de Lugo. VICTORIA RODRÏGUEZ

Sobre el estado mental de la progenitora el día de los hechos –el aspecto sin duda más debatido a lo largo del procedimiento-, el jurado popular tenía que aclarar si Ana Sandamil padecía un trastorno psicótico o de la personalidad al tiempo de los hechos y si esa dolencia anulaba por completo o comprometía su capacidad para comprender lo que estaba haciendo de forma "severa", de forma "considerable o importante" o tan solo "parcialmente". El tribunal concluyó que la afectación de la acusada cuando puso fin a la vida de su hija era parcial y descartó por unanimidad que tuviera su facultades anuladas por completo.

Las acusaciones ratificaron su petición de prisión permanente revisable para Ana Sandamil, quien, tras oir el veredicto, dijo: "No lo considero correcto". Por su parte, el padre de la pequeña, José Manuel Leal, se mostró satisfecho tras escuchar al tribunal, aunque matizó: "Unha ledicia total nunca é porque a miña nena xa non vai volver".