domingo. 16.05.2021 |
El tiempo
domingo. 16.05.2021
El tiempo

Imputado el joven meirego que se grabó a 190 por hora en un tramo de 90 y lo subió a las redes

Imagen del vídeo. EP
Imagen del vídeo. EP
La Guardia Civil, que abrió una investigación por estos hechos registrados en la LU-750, le acusa de un delito de conducción temeraria

Un joven meirego, que responde a las iniciales D.A.R., ha sido imputado por un presunto delito de conducción temeraria al haberse grabado presuntamente guiando un vehículo a 190 kilómetros por hora en un tramo limitado a 90, y después subir el vídeo a una de sus redes sociales.

Las imágenes en cuestión, que fueron colgadas en Instagram el pasado día 7, llegaron a manos de la Guardia Civil, que abrió una investigación para identificar al conductor que iba al volante de un Citroën C3 por la carretera LU-750, que une las localidades de Meira y Baleira.

En el vídeo, que fue compartido en un primer momento por Instagram y dio después el salto a Whatsapp generando gran indignación, el joven se jacta de llegar a casi los 200 kilómetros por hora -100 más de lo permitido en esa vía secundaria-, mientras se cruza con otro vehículo y parece que rebasa una línea continua.

Las imágenes dejan constancia de que el conductor puso en peligro su propia vida y mostró "un manifiesto desprecio por la de los demás", señalan desde la Guardia Civil, insistiendo en que se trataría de un presunto delito de conducción temeraria.

Estos hechos son constitutivos de una falta muy grave, según la Ley de Seguridad Vial, y pueden implicar multas de 500 euros y la retirada de seis puntos en el carnet de conducir. Pero, además, pueden conllevar penas de prisión de seis meses a dos años y la privación del derecho a conducir durante un periodo que puede oscilar de uno a seis años. En los casos más flagrantes, las penas de prisión se elevan de dos a cinco años y la retirada del carné de seis a diez años.

OTROS CASOS. Cada vez resulta más habitual que conductores temerarios se delaten exhibiendo sus imprudencias en las redes. Ha ocurrido en casos en Sevilla, con un joven de 20 años a 180 kilómetros en la autovía, o con un vecino de Reinosa (Cantabria), que subió un vídeo conduciendo con el pie.

Hasta el momento en la provincia no se habían registrado este tipo de casos, pero el pasado mes de agosto, un taxista fue grabado por otro automovilista cuando conducía de forma temeraria en A Gañidoira.

Los excesos de velocidad sí son más habituales. En enero, Tráfico cazó a un conductor a 205 kilómetros por hora en la A-54 y, en julio, se imputó a otro por ir a 163 en una vía de 70 en Nadela. El récord lo mantiene un vecino de Rábade que fue sorprendido a 236 en la A-6 a la altura de Guitiriz en 2010.

Imputado el joven meirego que se grabó a 190 por hora en un tramo...
comentarios