Jabalís dañan 12 hectáreas de fincas de maíz de una ganadería de Castro de Rei

Es el tercer año que los animales destrozan sus cultivos. La situación se da en Mondriz, Rozas, Ludrio y Duancos
Una de las fincas afectadas. EP
photo_camera Una de las fincas afectadas. EP

Los responsables de la ganadería Ancao de la parroquia de Mondriz, en el municipio de Castro de Rei, denuncian que acaban de sufrir por tercer año consecutivo los daños de los jabalís en sus fincas sembradas con maíz. Concretamente, calculan que en esta semana se han visto afectadas unas 15 fincas, sumando una superficie de entre diez y doce hectáreas.

"Xa é un ano complicado, porque coa choiva xa vai o millo moi tarde, e encima bótalo e aos días vén o xabarín e desfai todo", explica con frustración Pablo Lorenzo Veiga, responsable de una explotación con alrededor de 200 cabezas de ganado.

Añade que esta situación no es exclusiva suya y que hay más ganaderos afectados por este tipo de daños en las zonas de Mondriz, Rozas, Duancos y Ludrio y que el problema se agrava si se tiene en cuenta que muchas veces los animales se meten a la carretera, la Nacional 640, por lo que "son un perigo, porque poden causar un accidente importante".

Pablo Lorenzo relata que lleva dos años denunciando ante distintas instituciones esta situación y que en este último destrozo también dio parte a la Xunta

"Eles dan aviso ao Seprona e estes veñen mirar e xa está. Como moito chaman aos cazadores e veñen facer algunha batida e cambian os xabaríns de sitio e xa está", señala, contrariado porque considera que las actuaciones que se han hecho hasta ahora no han sido suficientes para revertir la situación.

"A ver se fan algo distinto do que fixeron estes anos. Se queren ter os xabaríns no monte, que os teñan controlados. Nós calquera animal que temos hai que identificalo", expone este ganadero chairego, que ya trató de poner remedio a la entrada de estos animales a sus fincas cerrándolas el año pasado, pero "non me deu resultado".

Doble trabajo

Pablo Lorenzo explica que, de las más de diez hectáreas de terreno sembrado de maíz que se vieron afectadas esta semana por el paso de los jabalís, en la mitad "hai que volver gradar e sementar todo". Lo hace, además, con "frustración" y la creencia de que lo más probable es que volverá a perder este trabajo, ya que considera que habrá daños en las fincas otra vez.

"Con esta situación non podemos estar todos os anos. Volves sementar e eles volven pasar. Parar de botar non é a solución, porque teño que dar millo ás vacas, teñen que comer, e non o vou comprar podendo telo meu", apunta el ganadero.

En todo este tiempo, en los terrenos de la ganadería Ancao incluso hubo épocas en la que las hembras de los jabalís criaban y se asentaban en ellos. 

Comentarios