martes. 11.08.2020 |
El tiempo
martes. 11.08.2020
El tiempo

"¿Fuerzas? Como el primer día"

Algunos transportistas, en el consistorio pontés. C.ARIAS
Algunos transportistas, en el consistorio pontés. C.ARIAS
Los camioneros del carbón reinician un encierro indefinido que tendrá como único epicentro el consistorio pontés. "Non nos iremos ata ter unha solución", dicen, tras nueve meses parados

La Navidad les sirvió para coger aliento y no para dar ni un paso atrás, pese a que Endesa les dejó "de regalo" antes de despedir el año la solicitud de cierre formal de la térmica pontesa.

"¿Fuerzas? Como el primer día", responde contundente el primer turno de transportistas que reiniciaron este martes el encierro, que esta vez tendrá como único epicentro el consistorio pontés -antes se repartían también entre Ferrol y Vilalba- y que será indefinido. "Non nos iremos ata ter unha solución", dicen. Es su consigna.

"A gana de comer faille á vella correr", resumía este martes tirando de refranero Jorge, que aseguró que de pereza, "nada". "Imos loitar polos nosos obxectivos: temos que levar o soldo á casa e pagar a quen lle debemos", dijo.

Para los transportistas, tener un camión parado pero listo para salir a trabajar tiene un coste de 5.000 euros al mes, a lo que deben sumar lo que no ingresan y lo que tienen que pagar. "Y vivir", añadió otra voz, que recordó que cada mes que pasa es mayor el problema que tienen encima. Y el próximo sábado, día 11, se cumplirán nueve meses sin trabajar.

"No queremos disculpas. Los políticos se tienen que mojar y Endesa también"

"Quédanos algo de esperanza e non nos iremos ata ter unha solución", explicaba Daniel. Su segundo camión llegó en mayo, cuando la central ya estaba parada. "Está sen estrear, tíñao comprado de antes", indicó.

"Seguimos peleándonos y vamos a hacerlo hasta el final", dijo Manuel Bouza, el presidente de los transportistas, que señaló que uno de los grupos de la térmica lleva unos días funcionando. "Eso de que no hace falta esta central es una mentira", dijo, e indicó que el anuncio de Endesa de quemar las 880.000 toneladas de carbón que tiene acumuladas no es ninguna solución para ellos. "Con todos los coches son 15 días de trabajo".

"Toca esperar. Dicen que las pruebas no se harán hasta marzo, pero hay que presionar a Endesa. La única salida son los lodos", añadía, mientras en la televisión del salón de plenos se escuchaba el debate de investidura. La formación de Gobierno abre una vía para que se empiecen a tomar decisiones, aunque los transportistas exigen hechos y no palabras.

"No queremos disculpas. Los políticos se tienen que mojar y Endesa también. No le daban bien los números y ahora está afilando el lápiz para cuadrarlos y los costes se redujeron casi a la mitad. Nuestro único plan B son los lodos", añadió Eliseo.

"¿Fuerzas? Como el primer día"
comentarios