Absuelven a una vecina de Cospeito que había sido condenada por estafa continuada

El TSXG revoca una sentencia de la Audiencia de Lugo al no considerar probado que la acusada se apropiase del dinero de la persona que cuidaba
Sede de la Audiencia Provincial de Lugo. AEP
photo_camera Sede de la Audiencia Provincial de Lugo, cuya sentencia inicial fue revocada. AEP

El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia ha revocado una sentencia de 2020 de la Audiencia Provincial de Lugo que condenaba a Mónica Alvariño Gil, vecina de Cospeito, a tres años y seis meses de cárcel por un delito de estafa continuado por quedarse con casi 115.000 euros de la persona que cuidaba.

Los hechos se remontan a 2016, cuando esta mujer fue contratada para atender a una persona con un deterioro cognitivo "leve-moderado". El primer fallo de la Audiencia provincial consideraba probado que en los meses posteriores a su contratación la acusada llevó varias veces en su vehículo a la supuesta víctima hasta una entidad bancaria y que después, mediante engaños, se quedaba con el dinero que esta retiraba.

Sin embargo, la defensa de la acusada, en manos del despacho del letrado José Luis Gutiérrez Aranguren, recurrió ante el TSXG, que en marzo de 2021 revocó esa sentencia al considerar que no existía prueba de cargo contra ella, quedando libremente absuelta.

No consta, según este fallo del alto tribunal gallego, "ni el destino de las cantidades" que retiraba la supuesta víctima "ni que la acusada recibiese cantidad alguna". Tampoco considera probado el TSXG que los viajes hasta la entidad bancaria se hiciesen a instancias o en beneficio de la cuidadora.

Aunque la acusación presentó recurso de casación ante el Tribunal Supremo, este no fue admitido, por lo que la sentencia que absuelve a esta vecina de Cospeito ya es firme.