Imprimir

Tolerancia cero

Álvaro Ulloa |

Álvaro Ulloa | 15 de septiembre de 2020

A LAS cosas hay que llamarlas por su nombre. Sin eufemismos. Si un señor prende fuego no es simplemente un pirómano o un incendiario. Es un "delincuente" —como bien expuso Tomás Fernández Couto, quizá una de las personas que más sepa de montes en Galicia— y un potencial homicida. Es casi un milagro que esta vez, tras lo ocurrido en Ourense, no haya que lamentar daños personales. La situación se repite año tras año. Y siempre en las mismas zonas y con determinadas condiciones meteorológicas. Con quien siembra el terror solo puede haber tolerancia cero.

Cuando el listón queda alto

Nombrados los nuevos conselleiros y diversos altos cargos, faltan por confirmarse los delegados territoriales de la Xunta. En Lugo ese cargo lo desenvolvió en la última legislatura el mariñano José Manuel Balseiro, que supo hacerse casi omnipresente y convertirse en un especie de contrapoder local y provincial a Concello y Diputación, en manos de bipartitos liderados por socialistas. Fueron claves en ello su capacidad de trabajo e intensa dedicación, con sus famosos maitines de los lunes a las ocho, donde repartía tareas semanales entre su gente de confianza. Sea él o no el elegido, el listón queda ciertamente alto.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/alvaro-ulloa/tolerencia-cero/202009151801371459936.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)