Imprimir

¿Qué son y cómo funcionan los guantes calefactables?

R.S. | 08 de julio de 2020

Manejar una moto con las manos y el tacto fríos no solo es incómodo. También corres el riesgo de tener algún percance, ya que no se conduce con la misma precisión si tienes las manos agarrotadas por el frío. Es precisamente aquí donde entran en juego los guantes calefactables, la mejor opción para proteger tus manos del frío si vas en moto.

Los guantes calefactables son un accesorio para la moto que cada vez está más de moda. A decir verdad, se han convertido en imprescindibles si vives en una zona de mucho frío en invierno. Con estos guantes, podrás manejar la moto con mucha mayor seguridad durante esta época del año.

Qué son los guantes calefactables

A simple vista, los guantes calefactables son muy parecidos a los guantes para moto convencionales. Sin ir más lejos, la mayoría de ellos están fabricados en pìel, cordura u otros materiales sintéticos. Sin embargo, los guantes calefactables tienen algunas especificaciones que los hacen ser diferentes. 

La principal característica de estos guantes es que poseen en su interior unas resistencias eléctricas, al estilo de las que pueden verse en un calefactor de aire, que brindan calor a las manos. De esta manera, siempre tendrás las manos a una temperatura cómoda y segura para conducir la moto.

La variedad de guantes calefactables

En esta comparativa puedes ver, por ejemplo, los mejores guantes para moto del mercado. Tal y como puedes comprobar, las opciones y variedades son muy amplias para que puedas escoger los guantes que mejor se adaptan a tus necesidades. El precio de estos guantes calefactables irá en función sobre todo de sus características y los materiales de fabricación.

La diferencia de precio también puede estar en detalles como las protecciones que incorporen, especialmente en la palma de la mano y los nudillos. Los guantes calefactables más caros suelen disponer de una membrana impermeable y un tejido térmico interior con tiras reflectantes.

Generalmente, puedes escoger entre dos tipos de guantes calefactables: normales e internos. Tal vez los más recomendados suelen ser los guantes internos, más finos que los normales Y dentro de estos, la mejor opción suele ser siempre los guantes que permiten que puedas regular la intensidad del calor para que estés más a gusto con la temperatura.

No obstante, siempre que vayas a comprar unos guantes calefactables debes comprobar que calientan toda la mano y no solo una parte. Precisamente, hay modelos cuya resistencia de calor no llega del todo a los dedos. Al mismo tiempo, es preciso que estos guantes tengan un diseño que les permita preservar el calor emitido por las resistencias.

Un buen diseño de guantes calefactables

Ya que hablamos del diseño de los guantes calefactables, es muy recomendable que contenga capas de fibras térmicas tanto para preservar el calor como para evacuar el sobrante y la humedad acumulada dentro del guante. Además, para mejorar el agarre es preferible que no lleve muchas costuras alrededor de los dedos.

En la parte de la muñeca, un buen diseño sería aquel que llevara una parte elástica y un guantelete con cremallera para adaptarse a cualquier chaqueta. No pueden faltar las protecciones en la parte del dorso de la mano y los dedos, así como materiales térmicos que preserven del frío.

Cómo funcionan los guantes calefactables

Para que los guantes calefactables proporcionen calor a las manos, es necesario que dispongan de una fuente de energía que alimente las resistencias. Es por eso que hay modelos que integran una pequeña batería y otros que para su uso deben conectarse a una toma de corriente de la moto.

Si los guantes cuentan con una batería, hay que prestar especial atención que esté cargada cuando los vayas a usar. En líneas generales, funcionan igual que la batería de un móvil. Dependiendo del modelo, podrás disfrutar de una mayor o menor autonomía, así que tendrás que comprar los guantes con batería más ajustados a tus necesidades y al uso que les vayas a dar.

La batería de los guantes calefactables puede durar hasta 6 horas en modo ahorro, 3 horas de uso normal y unas 2 horas de uso intensivo. Es importante que sepas escoger el tipo de guante que quieres según su batería para así luego poder usarlos más o menos tiempo.

Los guantes calefactables que se conectan a la toma de corriente de la moto son más incómodos para la conducción. No obstante, esta característica te permite no tener que estar pendiente de la autonomía. Son los guantes calefactables ideales para hacer un viaje largo en moto.

En definitiva, los guantes calefactables son la mejor solución para tener las manos calientes mientras manejas la moto. En zonas de mucho frío, son muy útiles y prácticos. Hay una gran variedad de modelos en el mercado, por lo que solo habrá que ver cada uno de ellos para elegir el que mejor se adapta a tus exigencias. Guantes que proporcionan calor y protección a tus manos a partes iguales.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/noticias/son-como-funcionan-guantes-calefactables/202007081645271448412.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)