Imprimir

"Sempre hai alguén conectado preto de ti"

Sara Vila | 22 de enero de 2018

Un hombre busca cita por Internet. XESÚS PONTE
Un hombre busca cita por Internet. XESÚS PONTE

No tienen tiempo para salir, prefieren evitar prolegómenos e ir directamente a la cama o, simplemente, solo buscan sexo rápido y sin compromiso para resolver un calentón. Carlos (nombre falso) y Ana tienen sus motivos para hacerse usuarios de aplicaciones que ponen en contacto a personas que buscan un encuentro sexual
 

El ‘aquí te pillo, aquí te mato’ de toda la vida es ahora más fácil. Las redes sociales y aplicaciones de contactos son herramientas útiles para quienes buscan un encuentro sexual sin ataduras. Como la comida basura, el sexo rápido cubre necesidades, pero quienes lo practican reconocen que no es lo mismo que hacer el amor. "Se dúas persoas están de acordo no que queren é moi rápido, con cinco minutos é suficiente para atoparse e facelo", explica Carlos, usuario de la red social para gays Grindr. De este modo, asegura que en su aplicación siempre hay alguien conectado cerca. Como mínimo, 500 metros. "E se vas polo centro dunha cidade atopas xente a menos distancia, 10 metros, 50 metros...", cuenta.

Y es que quienes se conectan a estas aplicaciones activan en su móvil el GPS para que sus contactos puedan localizarles y viceversa. "Con estas apps fódese moito e o sexo é diferente, nin mellor, nin peor... é fácil". Aún así, en ocasiones, entre encuentro y encuentro, surge algo más. Por ejemplo, Carlos encontró a su expareja por Grindr.

Uno de los motivos por los que este hombre utiliza Grindr es que consigue ahorrarse todos los prolegómenos que preceden el encuentro sexual. "Tes que ir a un bar, gastar cartos invitando a esa persoa a unha copa e, logo, se tes sorte, ter sexo. Eu ás veces estou estudando nunha biblioteca e apetéceme un respiro. Vexo se hai alguén conectado preto e imos a un baño para facelo, así de rápido e fácil", explica. Así, indica que la mayoría de gays utilizan o utilizaron estas apps.

"Ás veces estou estudando nunha biblioteca e vexo se hai alguén conectado preto para facelo no baño"


ANA. Pero no a todos los que están registrados en estas redes les gusta el sexo rápido. Ana, por ejemplo, es usuaria de la plataforma Adopta un tío y, antes de acostarse con los hombres que conoce, prefiere charlar. "Yo estoy preparando unas oposiciones y no tengo tiempo para salir de fiesta. Esta app es una forma de poder hablar con alguien interesante y, si me gusta, llegar a algo más", cuenta.

Al principio no le gustaban estas plataformas y nunca pensó en hacer una cuenta en una de ellas. Finalmente, animada por una amiga, se registró en Adopta un tío y no se arrepiente. "Hay más gente de la que pensamos registrada en esas páginas, muchas veces voy por la calle y veo chicos que conozco de ver en Adopta un tío", explica.

Ana no se cierra a encontrar a alguien que le guste para tener algo más que sexo. "Sigo prefiriendo conocer a los hombres en persona, porque ves los gestos, la forma de expresarse y ya valoras si te gustan más o menos desde el principio", explica. Sin embargo, las prisas y el ritmo de vida no le permiten conocer a todos los hombres como le gustaría y Adopta un tío es una buena herramienta en la que seleccionar a una pareja sexual de forma rápida y fácil.

Pero las aplicaciones de citas también tienen sus inconvenientes. Uno de ellos es que el físico es un factor determinante a la hora de ligar. "Aínda que sexa fácil ligar, tamén é certo que hai xente que non encaixa nos prototipos de beleza e pásao mal". Y es que en las aplicaciones de sexo, quienes se anuncian muestran como reclamo fotografías de sus cuerpos y, si no encajan en los cánones estéticos, tienen más difícil llegar a tener una cita. En este sentido, Carlos critica que ciertos prejuicios como la ‘gordofobia’ estén muy presentes entre los gays (y también en la sociedad en general).

Además, aunque el balance general sobre su experiencia en las apps de contactos sea positivo, tanto Carlos como Ana aseguran que en ocasiones se han llevado decepciones. "Siempre que tengo una cita me pongo bastante nerviosa y los diez minutos antes me los paso valorando la posibilidad de poner una excusa y no aparecer", cuenta ella. Ambos han tenido alguna mala experiencia. "No fue nada grave, simplemente que te llevas un chasco porque te encuentras a alguien que es más tímido de lo que te esperabas o que no tiene temas de conversación", cuenta Ana.

"Eu algunha vez cheguei a un encontro e marchei porque a persoa que me atopei non era a mesma das fotos ou porque non estaba duchada", cuenta Carlos. Además, en ciudades pequeñas, "son sempre as mesmas persoas as que están conectadas".



El mundo de las apps para gays

Existen multiplicidad de apps pensadas para hombres homosexuales en función de sus gustos y perfiles. Los osos (hombres peludos) o los fetichistas pueden encontrar lo que buscan en diferentes plataformas. 

-Grommr: Pensada para gainers (amantes de los músculos) y bloaters (fetichistas de las barrigas hinchadas). Para ellos, ser voluminoso es sinónimo de ser sexy. En este espacio hay hueco también para los ‘admiradores’, personas que disfrutan mirando pero sin participar en los actos sexuales, y para los ‘encouragers’, que se excitan alimentando y haciendo engordar a otras personas 

-U4bear: Para personas que busquen experiencias peludas en sus próximas relaciones sexuales. u4Bear se define como el lugar donde los osos gays hablan y tienen citas reales. 

-Recon: App para hombres gays a los que les gusta el BDSM y el fetichismo. 

-¿Y las lesbianas?  Hay menos variedad y son menos conocidas, pero las mujeres homosexuales también tienen apps para ellas. Wapa o Brenda son algunos ejemplos.
 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/galicia/sempre-hai-alguen-conectado-preto-ti/201801211916341291133.html


© 2019 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)