Imprimir

Vacunadas 3.500 personas en la provincia, la mitad del objetivo

M.P. / Agencias | 08 de enero de 2021

Una usuaria de la residencia de Burela es vacunada. EP
Una usuaria de la residencia de Burela es vacunada. EP
La previsión era inmunizar a todo el personal y usuarios de residencias esta semana pero se retrasó por el suministro

Sanidade vacunó desde el pasado 29 de diciembre en el área sanitaria de Lugo a 3.500 personas, con lo que alcanzó casi la mitad de su objetivo inicial. Para esta primera fase de la campaña estaba previsto inmunizar a todos los trabajadores y usuarios de residencias sociosanitarias de la comunidad —que, en el caso de la provincia, son más de 7.400 personas— antes del día de Reyes. Han sido los problemas con el suministro irregular de la vacuna lo que ha retrasado el ritmo. "Galicia tiene más capacidad de vacunación que vacunas nos han enviado", aseguró este jueves Carmen Durán, directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, a Europa Press.

La intención es seguir administrando las dosis que van llegando, pero dejando, como hasta ahora, un tercio para iniciar la segunda tanda, que debe administrarse 21 días después de la primera, y también para afrontar cualquier problema de rotura de stock. Durán explicó este jueves que Galicia espera recibir unas 30.000 dosis de la vacuna Moderna entre enero y febrero, Dijo que, por parte del Ministerio de Sanidad, se les trasladó "que es posible que nos entre alguna dosis" lo que ha llevado a la Xunta a "reprogramar" la vacunación para ver «cómo compaginar ambas», esta y la de Pfizer.

"La programación va a ser ambiciosa, vamos a intentar vacunar al máximo numero de personas en el menor tiempo posible", apuntó. Preguntada sobre las dosis recibidas, ha señalado que en estos momentos están llegando a Galicia de Pzifer "18.500 semanales". "Y esta previsión, entre 18.500- 19.500, se va a prolongar durante el primer trimestre del año". En cuanto a la de Moderna, ha afirmado que se les ha comunicado "que enviarán dosis". "Probablemente durante la segunda semana de enero, estamos pendientes de que nos confirmen las dosis exactas, pero calculamos que no superarán las 30.000 en estos primeros dos meses", explicó

RESIDENCIAS. Por otra parte, sobre la vacunación en residencias, ha cifrado hasta el día 6 en unas 15.500 las personas vacunadas, de ellas unos 6.500 trabajadores y el resto usuarios de estos centros. Con este ritmo de vacunación, se ha mostrado convencida de que podrán cumplir el objetivo de acabar a mediados de enero la vacunación de esta primera dosis en las residencias.

No obstante, ha admitido que van a quedar residencias en las que haya que vacunar "posteriormente" por la aparición de algún brote. "Eso es normal, si hay un brote no se puede vacunar hasta que se haya resuelto ese brote, no le vemos mayor transcendencia", dijo. Así ocurrió en Tui, por ejemplo, donde hay un brote que afecta a 33 usuarios de la residencia Paz y Bien y a un trabajador, por lo que se anuló la vacunación, prevista precisamente para hoy.

Durán explicó que, cuando se terminen los brotes en las residencias afectadas, se programará de nuevo la administración de vacunas. "Y en un par de días podríamos acabar la vacunación", apuntó.

Respecto al origen de positivos en vacunados, como los dos casos detectados en la residencia de Burela, aseguró que hay que "separar la vacunación de estos positivos". "Probablemente eran personas que ya estaban incubando la enfermedad, pero no tiene nada que ver la vacunación con esa positividad", insistió.

Asimismo, avanzó que se está analizando la posibilidad de que, cuando se termine la vacunación en las residencias, hacer de forma "paralela" la vacunación de la segunda dosis a usuarios y trabajadores de estos centros y la de profesionales sanitarios. El orden de administración de la vacuna era, inicialmente personal y residentes de centros geriátricos y de personas con discapacidad, seguido de personal sanitario en primera línea de la lucha contra el covid, lo que incluye por ejemplo, personal de Urgencias, Uci o plantas de infecciosas. Sanidade analiza la posibilidad de que la primera dosis de este grupo se administre al tiempo que se da la segunda a los mayores que viven en residencias.

SEGUNDA DOSIS. Sobre la segunda dosis, indicó que se calcula que se administre "entre el 18 y el 20 de enero". "Siempre y cuando nos lleguen las vacunas", precisó la directora xeral de Saúde Pública. Por otra parte, expuso que su intención es que se ponga a los 21 días como recomienda su fabricante.

No obstante, no descartó aplazarlo si hubiese "un problema de stock o logístico". "La Organización Mundial de la Salud ya se ha pronunciado que se podría poner el refuerzo en vez de a las tres a las cuatro semanas o prolongarlo 42 días, pero nuestra intención inicial es reiniciar a los 21 días", puntualizó.

Frente a las voces que apuntan a la conveniencia de administrar todas las dosis a medida que vayan llegando, sin hacer reserva de stock, o retrasando la segunda para poder poner al menos una a un grupo más amplio de población, la Xunta programó desde el principio una reserva de parte de las vacunas para asegurar que aquellos que recibían una dosis tendrían el acceso también a la segunda.

En ese sentido, se defiende que los ensayos clínicos realizados por Pfizer revelan una efectividad elevada una vez que se administra la segunda dosis. Asimismo, esos mismos estudios se basan en un intervalo entre la primera inoculación y la segunda de 21 días, por lo que numerosos científicos piden que se sea escrupuloso reproduciendo al máximo las condiciones en las que se hicieron y no se retrase la administración de la segunda inyección mucho más allá de las tres semanas.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/comarcas/sanidade-vacuno-provincia-3500-personas-mitad-objetivo-inicial/202101081048341479624.html


© 2021 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)