Imprimir

Predicciones arriesgadas

Xabier Fortes | Crónicas da pallota

El Progreso de Lugo | 14 de abril de 2015

«LA SOBERBIA se paga», dijo Roncero a modo de advertencia a los culés en una tertulia televisada antes de que el Barça les metiese el 2-6, el séptimo título de aquel inolvidable 2009 y del que presumiría Laporta más que el propio sextete. ‘Se busca rival digno para el derbi’, se leía en una pancarta del fondo sur del Bernabéu tras casi dos décadas sin doblar la rodilla ante los colchoneros. Desde entonces cada derbi liguero o copero es una pesadilla para los Florenboys. Hasta los Ultras Sur han desaparecido del estadio.

De muy niño aprendí que es mejor estar callado antes de que acabe un partido. Es lo que tiene ser del Pontevedra, que solo cuando vas ganando cinco cero al Bertamiráns y ya han sacado la tablilla con el descuento te permites decir a tu compañero de asiento que al menos el empate lo tenemos seguro. Por eso estas crónicas pallotenses las escribo con el resultado en la mano y no lanzo pronósticos, como hacía aquel presidente del Madrid, Boluda, que en una previa de Champions dijo que al Liverpool le iban a meter un chorreo. La prensa británica tuvo dificultades para traducir esa palabra al argot futbolero. Quizás por eso ganaron 1-2 en el Bernabéu y le golearon 4-0 en Anfield, que llegan a saber que les iban a meter un chorreo y lo mismo perdían.

Nuestro gremio tiene sus riesgos y uno de ellos es adelantarte a los acontecimientos, sobre todo si estás narrando. En la final del 74 recuerdo que el locutor comentó tras batir Luis Aragonés a Sepp Maier: «El Atlético acaricia su primera Copa de Europa». Mi abuela apostilló desde la cocina: «Non fales antes de tempo». Faltaba solo un minuto. Gárate se tumbó en campo rival desfondado y Schwarzenbeck batió a Reina desde la frontal del área. Cómo puede cambiar la historia por una frase. El Bayern ganó tres copas de Europa seguidas y ya luce cinco estrellas en su escudo. La maldición, mientras, prosigue en el Atlético. El Bayern le metió cuatro en el desempate dos días después y también cuatro le metieron el año pasado en Lisboa tras acariciar de nuevo el máximo título continental.

Aquella experiencia traumática del Bayern-Atlético del 74 marcó a muchas generaciones de aficionados y periodistas. Todos nos hemos vuelto más precavidos, y sin embargo aún de cuando en vez se escapan pronósticos letales como una fritanga de amanitas. Fue lo que pasó en el 2008, en el partido de vuelta entre el Getafe y el Bayern en los cuartos de final de la UEFA. A falta de un minuto ganaban los locales 1-0 y el narrador, que seguro que no había nacido cuando lo de Schwarzenbeck, dijo todo seguro: «La semifinal del Getafe la podrán ver aquí en Antena 3». No había acabado la frase cuando empató el equipo alemán y nos fuimos a la prórroga. El fútbol, cosa extraña, le dio una nueva oportunidad, porque en los primeros ocho minutos del tiempo adicional el Geta marcó de nuevo dos goles. El locutor se sintió esta vez aún más seguro: «Y como les decía, la semifinal podrán verla aquí en Antena 3». Acto seguido el Bayern marcó dos tantos en cinco minutos y eliminó al equipo madrileño por el valor doble de los goles en campo contrario. El locutor ya no repitió esta vez que la semifinal se vería en Antena 3. Se limitó a decir que a continuación emitirían la película ‘Colateral’.

Por todo ello podrán deducir que estas líneas finales que están leyendo las estoy escribiendo justo un minuto después de que el Barça haya ganado en San Mamés, que lo mismo daba por hecho que se ponían a un punto del Madrid y volvía Luis Enrique a dejar en el banco, como en Anoeta, a Messi, Neymar y Piqué. Solo el Lucho es capaz hasta de hacer que cambie el resultado de un partido después de tener ya la crónica escrita.

La fiesta tras el chorreo

CAMBIAR DE DÉCADA no es poca cosa. Por pura casualidad, la misma noche que Cristiano Ronaldo celebraba sus 30 años cumplía yo 49, que es casi como decir medio siglo. Ahí acaban las coincidencias. Yo no pasé de un par de entradas para el Teatro, y él...ya ven, hasta se trae al cantante de moda para una actuación privada. Pero para criticar a Cristiano hay que ponerse en su lugar, tener sus 30 años, que ya quisiera, y tener también su cuenta bancaria, que lo mismo digo. Solo se cumple 30 años una vez . Las goleadas forman parte del oficio.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/xabier-fortes/predicciones-arriesgadas/20150414033905474716.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)