Imprimir

El polígono funciona ahora a puerta cerrada

L.P. / A.C.V. | 17 de marzo de 2020

La Praza da Vila de Sarria fue vallada. PORTO
La Praza da Vila de Sarria fue vallada. PORTO
Fue controlado el acceso al consistorio para que solo se realicen las gestiones imprescindibles

El primer día laborable del confinamiento comenzó con bastantes transeúntes por la calle en Sarria, aprovechando que los negocios de servicios básicos estaban abiertos, y con un polígono de O Morelle en el que continuó la actividad.

Una gran parte de los negocios de este estaban en funcionamiento, aunque algunos a puerta cerrada. Empresarios aseguraron que hubo una menor afluencia de gente y que algunos clientes acudieron a pesar del confinamiento y de no ser asuntos urgentes. También percibieron menos transportes y en algunos casos no llegaban a entrar en los negocios, dejando los paquetes en el exterior, para evitar contactos y posibles contagios.

La Guardia Civil realizó controles en el polígono y otros espacios, al igual que la Policía Local. Esta recorrió durante toda la jornada las calles Sarria instando por megafonía a los viandantes a regresar a sus domicilios.

La afluencia de personas y tráfico en la villa fue importante y, por ejemplo, las entidades bancarias recibieron bastantes clientes.

Por otro lado, el Ayuntamiento había convocado para este lunes un pleno extraordinario por la aceptación de una ayuda. Finalmente fue suspendido, lo que ya había solicitado la portavoz del PSOE.

Continúan las iniciativas para hacer más llevadero el confinamiento

Desde el Concello también se procedió al cierre al público de la Praza da Vila y los parques infantiles de As Insuas y O Chanto. Además, se controló el acceso al consistorio por parte de un auxiliar de la Policía Local, de modo que solo se permitió el paso a aquellas personas que precisaban realizar gestiones urgentes.

Mientras, continúan las iniciativas para hacer más llevadero el confinamiento y, en el caso de los alumnos, no perder la actividad formativa. El departamento de servicios sociales puso en marcha la página de facebook Sarriaconcilia, con actividades para los niños.

Además, el conservatorio de música Cantiga, que dirige Benigno Pérez, comenzó a impartir clases instrumentales online. Este lunes, los profesores ofrecieron tres sesiones individuales de trompeta, guitarra y piano, en el horario que correspondería al alumno, pero cada uno desde su casa. Aprovechando la plataforma del centro se mantienen las clases teóricas, con resolución de los ejercicios cada viernes. Según el director, ayudan a "mantener la normalidad dentro de lo posible y que el alumno no pierda el ritmo".

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/sarria/poligono-funciona-puerta-cerrada/202003171325201428731.html


© 2020 El Progreso de Lugo

Rúa Ribadeo 5, Lugo

Tlfno: 982 29 81 00

(Grupo El Progreso)